Qué esperar de un consultor empresarial

Qué esperar de un consultor empresarial

Desde hace unos años hasta día de hoy no han parado de surgir diferentes novedades en los diferentes sectores empresariales, que fuerzan a las empresas a actualizarse, renovarse y realizar inversiones. El problema de no hacerlo es quedarse atrás en un mercado en el que la competencia es abrumadora.

Lo hemos visto con Internet y las redes sociales. Por un lado, tenemos que desde la democratización de Internet las empresas se han volcado para que se les pueda identificar fácilmente cuando buscaban un producto o información sobre la misma. Ahora prácticamente, de una manera o de la otra está en Internet.

Y es que aunque no lo deseemos, puede que nos publiquen un perfil de nuestro negocio en una web de valoraciones. Es lo que pasa con restaurantes, hoteles y otros establecimientos, que quieran o no están en la página web de TripAdvisor, que puede ser un gran impulsor para las empresas o un ancla que no te permite obtener clientes de Internet.

Las redes sociales también han jugado un papel fundamental, ya que no sólo sirven para conectar con el público, sino que además sirven para comunicarse directamente con los clientes que muestran disconformidades con los productos o servicios que ofrecemos. Una falta de manejo de las redes sociales es otra ancla que cae en el barco que es tu empresa.

Es importante que las redes sociales se tengan al día, porque de ello depende que te des a conocer a un público al cual de manera habitual no tienes oportunidad alguna de llegar. No es raro ver hoy en día como las empresas tienen canales de YouTube dónde suben videos relacionados con sus productos o servicios, y a la vez dan a promocionar los mismos. Si esto se conecta a una tienda online, tenemos un arma infalible para aumentar nuestras ventas.

Pero muchos empresarios no tienen tiempo para hacer todo esto, y deciden contratar a empresas que lleven los asuntos a los que ellos no pueden abarcar. Es el caso de las consultoras, un tipo de empresa que se ha puesto de moda en los últimos años y del que vamos a hablar en profundidad apoyándonos es un artículo de la ANEC.

El trabajo que debe realizar

Para empezar, lo primero que debe hacer un consultor en tu empresa es un profundo análisis absolutamente de todos los factores y aspectos que la componen -siempre y cuando se trate de una consultoría integral, en caso contrario se centraría en un departamento o área determinada-. Como es evidente, no se puede llevar a cabo una consultoría sin que quien se hace cargo de ella conozca la compañía para la que va a trabajar.

Esta tarea implica que se han de llevar a cabo conversaciones con todas las partes, desde los directivos y los más altos cargos hasta los trabajadores. Además del análisis del personal y de las relaciones internas que se mantienen entre los miembros de la empresa, se han de estudiar otros muchos aspectos para desarrollar correctamente la consultoría y todos ellos tienen mayor relevancia de la que aparentan: herramientas a utilizar, materiales, mercados a ocupar, estrategias de marketing y comunicación, y un largo etcétera de factores influyentes en el desarrollo de cualquier negocio.

Por otra parte, también han de analizarse los factores de gestión y funcionamiento de la empresa como pueden ser los horarios, los hábitos o los lugares de trabajo de los empleados y demás aspectos que, como es lógico, también tienen una gran incidencia en lo que respecta al éxito o el fracaso de una compañía.

En base a estos datos el consultor debe proceder a investigar cuál es el problema a tratar o cuál es ese factor que frena el crecimiento, que genera pérdidas o que implica cualquier otro aspecto a corregir. También cabe la remota posibilidad de que todo funcione de forma adecuada -ocurre en contadas ocasiones- y que simplemente no haya que corregir nada, sino más bien aportar un valor añadido a la compañía.

Una vez se ha desarrollado el análisis llega el momento de plantear una estrategia. Dentro de los aspectos fundamentales del mencionado proceso, está el establecer un cuadro DAFO, que como indican sus siglas se referirá a las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que la empresa tenga con respecto a sus competidores. El plan a seguir se basa en gran medida en los resultados de este documento.

E-ingenia es una moderna empresa de informática de Córdoba dedicada al desarrollo tecnológico, que ofrece servicios avanzados en la gestión y modernización de procesos de empresa, trabajando con productos de marcas líderes en el mercado y aportando soluciones a medida para las empresas.

Deja un comentario