El uniforme es imagen de empresa

El uniforme es imagen de empresa

Montar un negocio y gestionarlo no es cosa banal, requiere de mucha planificación, evaluación de riesgos, un plan de estrategia, un estudio de mercado y previsión de gastos. Un negocio requiere de mucha inversión, la logística es el vértice central de la planificación y conlleva mucho gasto, es por ello que no debemos tomarlo a la ligera.

Uno de los aspectos a tener en cuenta cuando se monta un negocio es la indumentaria que se va a utilizar, sobre todo cuando tenemos empleados y más aún si es más de uno. Tanto si se trata de un autónomo como si se trata de una pyme o empresa grande, la indumentaria del personal es imagen y marca de la empresa, es por esta razón por la cual hay que cuidarla mucho.

Si se quiere dar una imagen seria, de empresa establecida, fuerte, con garantías, lo mejor es utilizar un uniforme común, de esta manera se evitan confusiones a la hora de identificar a los empleados, se evitan discriminaciones por vestimenta y se ayuda a identificar al empleado con la propia empresa. Un uniforme aporta una identidad corporativa porque es tan importante a lo que se dedica la empresa como lo que se percibe de ella, no es solo algo estético, sino algo que genera confianza tanto en trabajadores como en clientes. Un uniforme traslada una impresión positiva, confianza, profesionalidad, aporta valor a la marca y la posiciona en el mercado. Además de todo esto el uniforme permite distinguir a una empresa de otra al darle valor a la marca y posicionarla en el mercado.

El uniforme no es solo cuestión de imagen, es cuestión de seguridad laboral

Además de todo esto hay que tener en cuenta que la utilización de un uniforme también responde a las necesidades del puesto de trabajo, hay trabajos que necesitan utilizar una ropa adecuada para desarrollarlos, ya sea por razones visuales como sería el caso de la ropa reflectante y de alta visibilidad, o por protección y seguridad individual como podría ser la ropa ignífuga, ropa especial para soldadura, ropa antiestática…En todos estos casos, que nos sirven como ejemplo, estaríamos hablando de uniformes que ofrecen las garantías de seguridad necesarias para realizar el trabajo y ser productivos puesto que el uniforme supone la primera barrera de protección para el empleado. No hay que olvidar que la empresa tiene la obligación de proporcionar seguridad y protección a sus empleados.

Lo más cómodo es recurrir a empresas mayoristas que se encargan de proveer de ropa laboral así como de diferentes servicios para su gestión, librando a las empresas de preocuparse por ello. En el caso de Clat, Gestión de Ropa Laboral nos ofrecen servicios de renting textil laboral para sectores como la industria alimentaria, industria química y farmacéutica, ropa para empresas de gestión de residuos, para centrales hortofrutícolas, ropa para laboratorios y fabricantes de envases y packaging a una tarifa por prenda que incluye todos los servicios de lavandería industrial.

Contratar un servicio de lavandería industrial no es ninguna tontería, sobre todo cuando hablamos de empresas grandes con muchos empleados. Al contratar estos servicios de manera externa evitaríamos costes de personal para realizar dicha labor, los sueldos, las cotizaciones… se evitaría tener que invertir en lavadoras industriales y en el espacio necesario para ello, además hay que tener en cuenta que muchas veces la demanda de trabajo es temporal por lo que una lavandería interna no sería igual de productiva en temporada alta que baja. Por otro lado hay que contar con que el Ministerio de Salud exige ciertos estándares de higienización para ciertas prendas que una lavandería que no esté gestionada por especialistas no podría cumplir. Es por ello que Clat Gestión de ropa laboral adapta sus servicios de lavado de ropa a las normas de calidad y seguridad alimentaria (Normas IFS y BRC).

Las ventajas de estos servicios para comodidad de la empresa que los contrate son la recogida de la ropa sucia, el lavado, secado, reparación, mantenimiento, planchado y la entrega de la ropa limpia y planchada, así como su entrega en tiempo según las necesidades de la empresa.

Deja un comentario