El negocio estrella de la moda infantil

El negocio estrella de la moda infantil

Seguro que si en los últimos meses has tenido que comprar ropa para tus hijos, sobrinos o ahijados habrás comprobado que tienen un precio elevado. Esto se debe a que en los últimos años se ha creado una burbuja en torno a este sector que parece que no tiene fin. Los datos  no mienten. Las compañías españolas de moda infantil y puericultura facturaron casi 1.224 millones de euros el año pasado. El 51,4% de las ventas se generaron en el extranjero. El multimarca continúa copando el grueso de las ventas en España. Esto quiere decir que nos gusta ver a los más pequeños a la última moda.

La Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri), que agrupa a 150 empresas del sector y más de 300 marcas, asegura en uno de sus informes que el sector concluyó el ejercicio con una cifra de negocio de 1.224,38 millones de euros. Para la patronal, “esta cifra muestra un balance positivo del sector y su resistencia frente a la actual coyuntura económica”. Es decir que cuando hay muchos sectores que han acusado la famosa crisis, la moda para los más pequeños de la casa no solo no lo ha hecho, sino que ha salido mucho más fortalecido.

Dominadores del mundo

En el mundo las cifras son aún más escandalosas. El ránking global está dominado con comodidad por Carter’s, que cotiza en bolsa y cerró 2016 con una facturación de 3.199 millones de dólares. El beneficio de la empresa, que opera con una red de 937 establecimientos en Estados Unidos y Canadá, ascendió a 279,7 millones de dólares. La empresa es la única del top cinco que ha logrado capear la crisis y continúa elevando sus ventas, aunque sí ha reestructurado parte de su superficie comercial para adaptarse al avance de la digitalización.

¿Por qué se ha llegado a esta situación? Está claro que muchos padres intentan ver en sus hijos lo que no han podido ser ellos. El cambio generacional que ha vivido una persona de 40 años a la que hoy tenga 5 es tremendo. Muchos de esos padres vestían ropa heredada por sus hermanos, tíos o de la vecina de abajo, sin embargo, ahora toda la ropa se compra en tiendas con mucho caché. Los niños y niñas exigen ir a la última moda. Y así se puede comprobar en cada colegio.

El efecto Kate

El ejemplo del hijo de Kate Middleton y del príncipe Guillermo lo dice todo. En Inglaterra ya tienen su propio icono de estilo infantil. El Príncipe Jorge consigue que cada prenda que luce se agote en cuestión de horas, y ha conseguido que el conocido Efecto Kate, es decir ese por el que cada vez que Kate Middleton se pone un diseño, este se agota, haya sido heredado por su hijo. Todo lo que el heredero se pone, las madres quieren que sus hijos lo tengan. Y es que en esto, también nos dejamos llevar por las influencers.

Pero no hace falta irse al otro lado del charco, aquí en España también tenemos empresas que crean tendencias en la forma de vestir entre los niños y niñas. Es el caso del Grupo Reprepol, son proveedores mayoristas especializados en la venta de artículos de moda infantil. Ellos te ayudan montar tu negocio de ropa infantil, ya sea franquicia, multimarca o monomarca. Gracias a su especialización como proveedores mayoristas de ropa infantil trabajan con los mejores fabricantes nacionales e internacionales para poner a tu disposición las colecciones más completas e innovadoras de la moda infantil. Ellos son los encargados de suministrar de ropa a las principales marcas nacionales.

Han creado un nuevo concepto de tienda, la monomarca, que funciona de forma similar a las franquicias de ropa infantil habitual pero con la ventaja de conservar identidad e independencia y sin asumir los costes que supone abrir una franquicia. Su experiencia en el sector, les hace conscientes de que todo comienzo es difícil y que toda ayuda es poca. Entra en su web y echa un vistazo a su catálogo porque te va a sorprender. Seguro que encuentras alguna prenda con la que poder sorprender a tus hijos en los próximos regalos.

Deja un comentario