Cómo transportar tu mercancía: los diferentes tipos de transporte

Cómo transportar tu mercancía: los diferentes tipos de transporte

Si tienes una fábrica o una empresa y necesitas transportar tu mercancía a diferentes puntos del territorio nacional o incluso en el extranjero tendrás que escoger la mejor forma de hacerlo en función de tus necesidades.

Existen diferentes fórmulas, una es hacerlo de manera interna, es decir, con vehículos y transportistas propios que se encarguen del transporte de mercancías. Sin embargo, puede que si tienes poca mercancía que transportar o este servicio lo requieres de manera puntual lo mejor es externalizar el servicio. Entonces, necesitarás una empresa de transporte de mercancías. “Al contratar una empresa de transporte de mercancías los clientes no sólo ven garantizado el transporte desde la entrega de la mercancía a la recepción en destino, sino que también ofrecemos asesoramiento, nos encargamos de gestionar y tramitar los documentos exigidos, así como ofrecemos una garantía del servicio”, explican desde All Scandcargo, agencia de transporte nacional e internacional.

Además, como empresa no sólo tendrás que pensar si encargarte tú mismo del transporte o externalizar el servicio. Es que tendrás que escoger la mejor forma de transporte en función de tus necesidades. Así que en este artículo vamos a hablar de los principales métodos de transporte, siendo transporte terrestre, aéreo, marítimo, ferroviario y combinado.

  • Transporte terrestre

Como su propio nombre indica el transporte terrestre se realiza por tierra, concretamente por carretera. Es el tipo de transporte de mercancías más común, ya que no sólo se utiliza como único método de transporte porque cuando se opta por ejemplo por enviar mercancías por mar la carga debe llegar hasta el puerto desde el origen y la manera de hacerlo es mediante transporte terrestre. También hay que señalar que optar por este tipo de transporte suele ser más económico que otros métodos.

Sobre este tipo de transporte hay que señalar que en función de la mercancía hay que transportar la carga en un vehículo u otro. Por ejemplo, las mercancías perecederas, los productos farmacéuticos o los alimentos congelados se deben transportar en camiones frigoríficos. Mientras que algunos líquidos como agua o gasolina se transportan en camiones cisterna.

  • Transporte aéreo

El transporte aéreo es un método que ha crecido de manera exponencial en los últimos años, especialmente por el comercio electrónico que requiere de entregas rápidas. Y es que el transporte aéreo es el método más rápido, ya que en avión se pueden transportar mercancías en menos de 24 horas a cualquier punto del planeta.

Respecto a las características de este método de transporte también hay que indicar que no tiene barreras físicas, es decir, no todos los viajes se pueden realizar por carretera o por el mar. Mientras que el avión no presenta problemas.

Sin embargo, no todo son ventajas en el transporte aéreo. Su principal inconveniente es el precio, ya que es el método de transporte más caro. También hay que indicar que para transportar mercancías por avión se requieren de trámites burocráticos, que aunque no son complicados en algunos casos pueden retrasar el envío. No obstante, a pesar del factor económico y los trámites, que en algunas ocasiones sea la única ruta posible y que se puedan recibir mercancías rápidamente es transporte aéreo está aumentando.

  • Transporte marítimo

Otro de los principales métodos de transporte es el marítimo, que como todos imagináis consiste en transportar mercancía por vía marítima a través de buques que diferente tipología en función de la carga. Este tipo de transporte se suele emplear para grandes cargas y rutas de larga distancia.

Una de las principales características del transporte marítimo es que los buques tienen una gran capacidad de almacenaje por lo que se pueden transportar grandes cargas al mismo tiempo. Otra de las ventajas de este método de transporte es que suele ser bastante más económico. También hay que indicar que hay una amplia red de puertos en todo el mundo, lo que permite que el transporte marítimo se pueda emplear para enviar mercancía a muchos destinos de todo el planeta.

Como inconveniente del transporte de mercancías por vía marítima se encuentra el tiempo, y es que es más lento que otro tipo de transporte como el aéreo.

  • Transporte ferroviario

Otro método del que no hemos hablado y que también puede ser una opción a tener en cuenta para transportes de media o larga distancia es el transporte ferroviario, es decir, mediante tren.

Sobre este tipo de transporte hay que señalar que tan sólo se puede realizar a aquellos destinos que cuenten con vías o estación de ferrocarril, o al menos que cuenten con una ruta que sea favorable para el viaje. Aunque puede ser una opción interesante como hemos indicado para transportes de media o larga distancia, ya que el tren alcanza altas velocidades y permite transportar grandes cargas, mayores que las de los camiones. Así, en función de la ruta puede ser más económico e incluso rápido.

  • Transporte combinado

Y por último, otro tipo de transporte es el combinado. Es decir, aquel que emplea varios medios para transportar una carga. Por ejemplo, si se opta por enviar una mercancía utilizando la vía aérea desde el punto de origen hasta el aeropuerto será necesario trasladar la carga y lo más normal es hacerlo por transporte terrestre. Este es tan solo un ejemplo, pero en traslados de larga distancia se pueden combinar más de dos métodos de transporte para conseguir hacer llegar la carga al destino.

Estos son los principales métodos de transporte con los que enviar mercancías. Escoger un método u otro dependerá de las necesidades y el presupuesto estimado, así como de la propia mercancía. Si no tienes claro cuál es el método más oportuno para tu caso siempre puedes consultar a una empresa especializada en transporte de mercancías que te asesorará sobre el método más óptimo, se encargará de gestionar todos los trámites necesarios para el traslado e incluso podrá elaborar diferentes presupuestos en función de los diferentes métodos. Así tú no te tendrás que preocupar por nada y disfrutarás de tranquilidad al garantizar la calidad del servicio.

Deja una respuesta