Últimas tendencias en el packaging del aceite de oliva

Últimas tendencias en el packaging del aceite de oliva

El sector del aceite de oliva está más en auge que nunca en nuestro país, y debido a esto, las tendencias y modelos de venta y distribución están cambiando. Ahora, además de la venta a granel y exportaciones al extranjero de las que España ya presumía, también se añade un nuevo modelo de negocio de distribución del aceite de oliva.

Dicho modelo consiste en distribuir el aceite de oliva en botellas individuales con mejorados y más personalizados diseños, aumentando su valor como producto. De hecho, existen muchas nuevas tendencias en el área, y son cada vez más las marcas que  se están dando cuenta de lo importante que resulta transmitir el valor del aceite de oliva que comercializan, creando más diseños y tendencias alucinantes en botellas y etiquetas.

Así, hoy en día el sector del aceite de oliva está reconociendo la importancia de la fase de conservación y envasado  dentro del proceso de producción. No solo porque así es que se puede ralentizar el máximo posible la oxidación y el envejecimiento del aceite de oliva, de forma que llegue a las mesas de los consumidores conservando sus máximas cualidades y propiedades, sino porque también les permite elaborar presentaciones de valor que resalten en el mercado.

Características de un buen envase de aceite de oliva

Envasados Productos Salud, envasadores de aceites para terceros, nos comentan que un buen envase de aceite de oliva es aquel que evita que ciertos elementos que propician su deterioro entren en contacto con el producto, siendo el principal peligro del aceite almacenado la reacción de los ácidos grasos con el oxígeno, es decir, su oxidación, al igual que ocurre con  el resto de las grasas. Esta oxidación, está determinada por varios factores, que dependen tanto de las condiciones de conservación, como de la composición del aceite: oxígeno atmosférico, luz, temperatura, trazas de metales, grado de insaturación del aceite, y presencia, en mayor o menor medida, de antioxidantes naturales, trazas de agua y ácidos grasos libres.

Así, un buen envase para aceite de oliva ayuda a mantener la temperatura ambiente, es capaz de filtrar la exposición a la luz y además, confiere una buena barrera al oxígeno para ralentizar el desarrollo de reacciones que promuevan el enranciamiento del producto.

Tipos de envases

Existen diferentes tipos de envase para el aceite de oliva virgen extra, por supuesto, con características diferentes, que reúnen en mayor o menor grado algunos de las características necesarias para mantener las cualidades organolépticas del aceite de oliva virgen extra. Los dos más usados son:

  • Vidrio

Este es posiblemente uno de los materiales más utilizados para los aceites de oliva Premium que usan tanto el vidrio oscuro, que protege mejor el aceite de oliva virgen extra como el vidrio transparente, que permite ver el producto. Además, este envase tiene la posibilidad de reciclado, lo cual lo alinea con los principios de economía circular que son tan tendencia hoy en día.

 

  • Plástico

Aunque el Gobierno de España había contemplado prohibir la comercialización del aceite de oliva virgen extra para consumidores finales en botellas de plástico, la medida ha sido eliminada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el tercer trámite de audiencia e información pública del Proyecto de Real Decreto relativo a la norma de calidad de los aceites de oliva y de orujo de oliva; resultado el cual ha sido recibido con satisfacción por parte del Clúster del Plástico de Andalucía y en general por todo el sector oleícola.

Mientras no se había fallado por una decisión final, la polémica sobre el tema estaba a flor de piel, por supuesto, ganando el bando que expresaba su rechazo por la medida, quienes defienden que los envases de plástico son mucho más sostenibles que el vidrio.

Esto es así porque, como se ha demostrado, la fabricación de un envase de vidrio genera más emisiones de CO2 que la de uno de plástico. Pero además, si tenemos en cuenta que de dos envases equivalentes, uno de cristal y otro de plástico, este último pesa menos; las emisiones contaminantes asociadas a su transporte también son menores.

Tendencias en el packaging del aceite de oliva

Sostenibilidad

Por supuesto, es la reina de las tendencias en cualquier sector y es que la industria mantiene el foco en este aspecto. Solo que aquí la diferencia está en que no se trata de “parecer eco-sostenible”, sino en serlo en términos prácticos, por medio de envases y embalajes que buscan contaminar lo más mínimo.

Por este motivo, han surgido diferentes alternativas al envase tradicional, como es el caso de los envases tipo “Bag-in-box”, que son capaces de mantener la calidad del aceite de oliva, con un menor impacto ambiental. Así como han surgido también envases rígidos completamente adaptados que utilizan materiales reciclables y degradables, como en el caso de algunas etiquetas, o envases fabricados con bio-plásticos a partir de caña de azúcar o maíz. Las claves son usar materiales biodegradables o reciclables (que sean reutilizables) y usar lo mínimo para el embalaje.

Así, cada vez más son los diseñadores y marcas que se conciencian por el impacto medioambiental de los envases no reciclables, debido al desfavorable impacto que están teniendo en nuestro planeta. Estos, no solo buscan utilizar materiales reciclables o biodegradables, sino que también se preocupan por reducir la huella de carbono durante el proceso productivo y logístico.

La estética de las botellas

En relación a los cambios físicos en las botellas y la relevancia que ahora se le está dando a su estética, los expertos comentan: “Si bien suele optarse por el verde oscuro, ya que los colores oscuros protegen al producto de la radiación lumínica, una de las tendencias más llamativas pasa por el uso de colores más vivos como el dorado, el blanco o el rojo”.

También es más habitual, hoy en día, que se vean formas más novedosas que la tradicional botella alargada y que recuerden más a envases de perfume o licor, con diseños más anchos y cortos, redondeados, etc. con la intención de dar un aspecto Premium al aceite.

 

Diseños artesanales

Lo que está marcando tendencia hoy en día son las características como la autenticidad, confianza, honestidad, y vuelta a los orígenes, entre otros. Por esto, ahora se busca crear empaques que busquen  conectar de forma más próxima con el consumidor.

Para crear un producto más cercano y de proximidad, las marcas se están valiendo del uso de caligrafías manuales en las etiquetas, ilustraciones muy sencillas realizadas a mano o uso de colores muy naturales.

Minimalismo & Lujo

En la actualidad las marcas están optando mucho por usar diseños de botellas que parecen perfumes o botellas de licores Premium, más que botellas de aceite de oliva; buscando elegancia en lugar de opulencia con diseños minimalistas que reflejan clase por todos lados.

Así mismo, el consumidor ha comenzado a buscar productos que sean auténticas obras de arte, donde el envase es más importante que el propio contenido.

Las claves para conseguir este tipo de diseños pueden ser materiales con textura, colores oscuros o lacados en las botellas, logotipos elegantes, serigrafías impresas directamente sobre la botella de vidrio o cajas de lujo para envasar el producto.

Diseños basados en juegos geométricos

Las formas geométricas se apoderan de todo el diseño de la botella y el logotipo de la marca pasa desapercibido. Así se comienzan a ver formas geométricas esenciales y tipografías muy sencillas.

Se trata de diseños que se basan mucho en los blancos y negros o solo en dos colores, con diseños con elementos abstractos y patrones con formas geométricas.

El diseño de las etiquetas

En éstas, ahora se intenta resaltar toda la información que se refiera a la elaboración responsable del aceite, el origen orgánico de los productos utilizados o su procedencia local, mediante trazos sencillos y tipografías ligeras.

Diseños económicos pero creativos

Esta tendencia apunta al consumidor que tiene la necesidad de afrontar el consumo pensando en el ahorro, pero de forma creativa y atractiva. En otras palabras, es el tipo de consumidor que demanda novedad en su entorno, pero que cuenta con un presupuesto limitado para este tipo de artículos de alimentación.

Justo para ellos, se están creando diseños pensados en el ahorro, pero que a su vez sorprendan y sean creativos; por ejemplo, por medio del uso de materiales económicos para el diseño de  las botellas.

Esto lo consiguen muy bien envases metálicos que recuerdan a los antiguos envases de aceite de oliva, con sus diseños vintage que pueden llegar a sorprender igual de bien que otros envases. También se puede apelar al uso de diseños muy atrevidos, incluso en ocasiones experimentales. Siempre, por supuesto, en envases metálicos o del tetrabrik y suelen ser envases de más capacidad, por el tema del ahorro.

Para finalizar, queda acotar que no lo hemos visto todo en empaques, ya que la industria ha recalcado que continúa con su labor de aunar a todos los actores que forman parte de la cadena de valor del packaging, con el objetivo de identificar los retos del sector, promover el networking y la puesta en común de conocimientos, impulsando la I+D+i.

 

Deja una respuesta