Secretos que te permitirán emprender con garantías

Secretos que te permitirán emprender con garantías

Uno de los trabajos y proyectos más duros es el de crear un negocio propio y dotarlo de la estructura que necesita para llevar a cabo su labor. Emprendedores de todo el mundo están completamente de acuerdo con esta afirmación, máxime cuando el momento más peligroso de la existencia de una empresa es el que comprende sus cinco primeros años, en los que, a pesar de la inversión inicial, la entidad puede caer como consecuencia de la falta de experiencia o la imposibilidad de calar entre la gente que compone su mercado.

Otro de los trabajos más duros, más si cabe que el que acabamos de destacar, es el que implica el convertir un negocio en algo local a algo de mucho mayor calado. Pasar de una empresa de pequeño o mediano tamaño a una franquicia es algo brutal y a lo que no todo el mundo tiene acceso. Es necesario disponer de una mente privilegiada y un gran ramillete de ideas para que este plan salga bien. También es imprescindible estar bien asesorado. Sin esto, es totalmente imposible sacar adelante el proyecto.

Volvamos a la “simple” idea de montar un negocio. El diario Expansión publicó un artículo en el que establece diez pasos para montar un negocio, pasos que van desde establecer y definir una idea hasta el sueldo de las personas que van a formar parte de la empresa, pasando por cosas tan variadas como la obtención de la financiación, el plan de márketing, el número de personas que vamos a emplear o el escoger a un socio, entre otras muchas labores y obligaciones.

El portal web Entrepeneur también dispuso en un artículo de alguno de los consejos más útiles a los empresarios a la hora de emprender. Entre otras cosas, los especialistas de ese portal recomiendan registrar la marca, el logo o el eslogan de la entidad, algo fundamental para comenzar a operar de un modo legal. Documentar todos los pasos que son necesarios y que son previos a la apertura del negocio es fundamental también para que nada quede en el aire. Detallar el inventario inicial o buscar mobiliario y patrimonio de calidad son solo otra parte más de las obligaciones del emprendedor.

La logística, imprescindible hoy más que nunca

Una de las labores que hoy en día nunca debe dejar de lado u olvidadas un emprendedor es la que está relacionada con la logística y con todos los medios de transporte con los que cuenta. Lo cierto es que quien comete este error está condenado a ver cómo su entidad se va diluyendo hasta desaparecer. Por eso, dotar de una estructura logística es un consejo que no hemos querido pasar por alto en un escrito como el que estáis leyendo. Si decidís emprender alguna vez o ya sois empresarios, que nunca se os ocurra no valorar y destinar todos los recursos posibles a esta labor.

Las empresas que más éxito tienen a día de hoy son las que más cuidan sus infraestructuras logísticas. Esa es la clave para conseguir una mayor agilidad en el transporte de mercancías y una mejor productividad por parte de cada uno de los trabajadores de la entidad en cuestión. Por suerte, y según nos han indicado desde Transportes Cars, empresa de transportes de vehículos por carretera, muchas empresas de nueva creación y muchas entidades que se acaban de franquiciar han adquirido esa cultura de que la logística es imprescindible. Es por ello por lo que deciden adquirir todo tipo de vehículos y trasladarlos, tan pronto como sea posible, hasta la totalidad de los puntos en los que tienen alguna de sus sedes.

La apuesta de estas empresas por la logística explica en buena medida por qué España ha salido de la crisis o está en vías de hacerlo durante los próximos años. Estaba claro que una apuesta de este calibre no podía ser errónea. Si la logística de una empresa falla, está claro que va a fallar todo lo demás. Por eso cuidarla es una de las labores más importantes, si no la que más, dentro de la entidad.

Seguir invirtiendo en ella es la mejor manera de que un negocio salga adelante o, como será el caso de muchos, empezar con buen pie. El inicio es, como hemos comentado, el momento más difícil en la vida de una empresa y es precisamente por eso por lo que es tan importante que nada falle desde el principio.

Deja un comentario