¿Qué regalar en un bautizo?

Los bautizos son momentos especiales para la vida de una nueva familia, en la que los padres presentan a su pequeño ante la fe cristiana, mientras que lo bebés tiene su primer contacto con la religión que profesarán. Asimismo, familiares y amigos cercanos son invitados para celebrar la dicha del momento en familia.

Una de las tradiciones del evento es regalar algo al bebé en su momento especial, siendo uno de los regalos más acostumbrados para la ocasión alguna pieza de joyería para el bebé.

Las joyas, además de ser un clásico, se convertirán en un regalo que el niño llevará con él para toda la vida, incluso cuando sea mayor y la guarde de recuerdo de aquella hermosa memoria de su niñez y que incluso, podría terminar heredando a sus hijos cuando llegue el momento.

Si has sido invitado a un evento como este, sobre todo si eres el padrino o madrina del bautizo, querrás saber cual es la joya más adecuada para obsequiar en este momento. Para ayudarte, hemos consultado con los expertos en joyas de Joyería Lorena y estos son sus consejos.

Regala algo útil para el bebé

Por lo general, la gente piensa en regalar algo que sea útil para el pequeño, pero, no debemos volvernos muy pragmáticos a la hora de dar con el regalo, ya que más bien podríamos caer en un obsequio inapropiado para la ocasión.

Por ejemplo, en el caso de las niñas lo mejor es elegir los que serán sus primeros pendientes. Este es un acierto seguro. Pero, también hay otras joyas que se pueden escoger y que serán del agrado del pequeño y los padres.

Joyería para bautizo

Entre la variedad de joyas que existen para regalar en un bautizo, las más buscadas son siempre las de oro y plata, ya sea en delicados pendientes, una cadena con un dije o un brazalete.

Cualquiera que sea la elección, te permitirá formar parte de una tradición muy arraigada de nuestra cultura de regalar las primeras joyas al más pequeño de la familia.

Joyas para niñas

Como dijimos, el regalo por excelencia para una niña son sus primeros pendientes. Esos resaltarán su belleza y le darán un toque de elegancia desde sus primeros años, sobre todo si piensas en unos que le combinen con la ropa que usa.

La clave allí es escoger unos pendientes que sean tan dulces y delicados como su portadora; deben ser sencillos y cómodos, nada demasiado llamativo o fuera de tono.

Medallas para bebés

Si la pequeña ya tiene sus primeros pendientes o estamos hablando de un varón, igual te complacerá saber que opciones sobran.

Por ejemplo, la segunda joya de preferencia para estos momentos son las cadenas. Esto porque tienen una connotación religiosa muy importante que va a tono con la ocasión.

Eso sí, hay que ser muy cuidadosos con su diseño, ya que cada uno tendrá un significado diferente y deberemos apostar por el más adecuado.

Por lo general, en el caso de los niños, la tradición es optar por símbolos sobrios como el Ángel de la guarda, la Cruz, o el escapulario. Mientras que, en el caso de las niñas, lo mejor es regalar símbolos ligados a la dulzura y feminidad, como una Virgen niña el ángel de la guarda o la Cruz pero con circonitas o brillantes.

No obstante, también tenemos al rey de los regalos de bautizo: el collar con pendiente en forma de cruz. La tradición de la joya dicta que es un regalo compartido entre padrinos, en el que el padrino compra la medalla y la madrina se encarga de elegir la cruz, aunque estos papeles pueden invertirse.

Se aconseja que sea siempre sea de oro e incluso, puedes personalizarla con un bonito grabado con, por ejemplo, la fecha de nacimiento del bebé, la del bautismo o su nombre. Hoy en día la industria de las joyas personalizadas está muy en boga, y los bebés no son la excepción.

Igualmente, como hemos mencionado antes, aunque la cadena con la cruz tiene un significado religioso muy fuerte y acorde a la ocasión, existen más variedad de diseños con motivos religiosos como vírgenes, ángeles, y otros.

Pulseras para bebés

Otra alternativa que te dejará muy bien serán las pulseras para bebés. Es ideal tanto para niñas como para niños y tienes una gran variedad de modelos y materiales para elegir.

Al igual que la cadena, esta también la puedes personalizar con la fecha de nacimiento o bautismo del niño, su nombre, o incluso, los más creativos y cercanos a la familia pueden pensar en algún mensaje especial que grabar.

Pinzas para el chupete

Un regalo menos común pero que te puede dejar igual de bien, asegurando que nadie lo repetirá, son las pinzas para el chupete del bebé. Es una joya original y funcional, que además le sirve para las ocasiones más elegantes.

Elígela de plata u oro y los padres te agradecerán haberle regalado un accesorio de lujo para lucir increíble en sus primeras presentaciones ante la sociedad (y todo sin perder su chupete).

Regalos personalizados

Hemos mencionado mucho los regalos personalizados, los cuales son muy populares por su originalidad y valor sentimental.

Si optas por una joya personalizada no solo estarás regalando algo a la medida del bebé, sino que también lo pondrá desde pequeño dentro de las tendencias de la moda.

Ya te hemos mencionado algunas opciones, entre brazaletes y collares; sin embargo el mercado está plagado de variedad.

¿Cómo elegir la joya adecuada para e bebé?

Cuando vamos a regalar una joya para un bebé, no solo se trata de elegir el modelo ideal sino que también hay que tomar en cuenta ciertos factores como el material más adecuado, el tamaño más cómodo y otros consejos a continuación:

1. Vigila el material con el que está hecha la joya

El material con el que está fabricada la joya que vamos a regalar es un factor fundamental. La piel de los recién nacidos es muy delicada por lo que hay que cuidar los materiales con los que entrarán en contacto, de forma que podamos evitar reacciones alérgicas.

La mejor forma de cuidar su salud es regalarles joyas de oro de 18 kilates, ya que se trata de un material noble de elevada pureza que garantiza no causar alergias en los más pequeños y frágiles de la casa.

2. La forma de la joya

La comodidad será importante para el pequeño ya que está en una edad de mucha fragilidad en la que muchas cosas podrían generarle rasguños , presión o molestias. Por ejemplo, si vamos a regalar uno pendientes deben ser sencillos y pequeños de forma que no les moleste mientras duermen. Recuerda que a esa edad se pasan casi todo el tiempo durmiendo. Así, un pendiente sencillo, redondo y fino será la elección más adecuada para las pequeñas homenajeadas, y deja los modelos más atrevidos y modernos para cuando estén más grandes.

También debes evitar joyas con formas puntiagudas que puedan clavarse en el ojo o que cuelguen y que puedan enredarse con ellas. Lo mejor es elegir joyas con diseño plano, sencillo y fino.

  1. El cierre de la joya

Cuando hablamos de joyas con cierre, como por ejemplo, los pendientes, el cierre más adecuado es el de rosca, ya que de esta forma el palito del pendiente no sobresaldrá en la parte trasera, molestando al bebé mientras duerme.

También está el cierre a presión, que cumple con la misma función que el de rosca, pero igual podría causar problemas en caso de una perdida. Lo mejor es dejarlo para cuando la niña ya esté un poco mayor.

4. Otros cuidados especiales

Una vez hayamos seleccionado la pieza, los padres deben tener ciertos cuidados durante su uso, como por ejemplo:

  • Se debe tener precaución al aplicar colonias, cremas y otras sustancias al bebé si los pendientes o la joya que lleva puesta tiene alguna perla, turquesa, ámbar o coral en ella. Esto porque al ser materiales orgánicos, y porosos, podrían sufrir algún deterioro.
  • Debes vigilar que la joya en cuestión no esté presionando demasiado la muñeca del bebé, en el caso de los brazaletes, que no se enrede al moverse, como podría pasar con los collares demasiado largos y que no molesten al bebé de ninguna manera mientras descansan, como podría pasar con uno pendientes poco adecuados.
  • Si tu bebé tiene unos pendientes de perlas, debes saber que si los tiene puestos todo el tiempo, incluso al bañarse, el agua caliente puede debilitar el pegamento que sostiene a la perla y puede terminar perdiéndose.
  • Recuerda mover y limpiar los pendientes cada cierto tiempo para evitar que acumulen suciedad en la parte posterior.

Así, si tomas todos estos consejos en cuenta te aseguramos que lograrás elegir una joya delicada y de buen gusto que agrade a los padres, que sea cómoda y segura para el uso del bebé, y que cumpla con la hermosa tradición de regalar las primeras joyas en el bautismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies