Qué es el interim management y cómo puede ayudar a tu empresa

El interim management se originó en los Países Bajos a finales del siglo XX, dando respuesta a los costos de la gestión ejecutiva a de las empresas, así como los sustanciales periodos de notificación.

Ante la presencia cada vez más elevada de empresas debilitadas por la crisis del petróleo y de varias recesiones del momento, las compañías requerían desesperadamente de empresarios altamente cualificados y experimentados para poder gestionar los negocios.

Las empresas familiares eran las que más se resintieron, ya que necesitaban urgentemente de un líder capacitado al frente del negocio, para poder aumentar la productividad y seguir gestionándolo.

Actualmente, varios proveedores de servicios provisionales, como  QMT, suministran a empresas diversas varios profesionales, como los interim managers.

 

Definiciones del interim management

Existen definiciones diversas de lo que es exactamente el interim management:

  1. Tal y como define el Institut of Interim Mangement Británco, el interim management es «la provisión de soluciones comerciales efectivas por parte de un gerente o ejecutivo independiente, de la junta o de nivel cercano a la junta, durante un período de tiempo finito”.
  2. Por su parte, el Arbeitskreis Interim Management Provider alemán (AIMP), definen a los interim managers como «solucionadores de problemas con experiencia en liderazgo y una fuerte implementación. Están disponibles para una empresa de manera oportuna para tareas específicas y por un tiempo limitado. Crean valor añadido empresarial».
  3. El Instituto Empresarial Interim Management español, lo define como ”un servicio de alto valor añadido que refuerza la estructura gerencial de las empresas, con un propósito de cambio estratégico con versatilidad y carácter multidisciplinar, capaz de aportar gestores experimentados para diferentes situaciones”.

¿Qué hace un interim manager?

Los interim managers son altos ejecutivos o especialistas técnicos que proporcionan recursos de gestión actualizados y de transformación, como:

  1. Ejecución y organización de algún cambio especifico, como por ejemplo, la transformación digital de un sector de la empresa.
  2. Corrección de posibles brechas existentes en la antigua organización, como la salida repentina de algún alto cargo.
  3. Actualización diaria con éxito en el mercado, como la anticipación y la monetización.
  4. Aumento del rendimiento financiero, sabiendo sacar provecho de los picos, como una importante adquisición para la empresa.
  5. Manejo de proyectos críticos, como cartas de avisos o riesgos de quiebra.
  6. Evaluación imparcial, como reestructurar dos empresas recién fusionadas y sin inclinación preferente por alguna de ellas.

 

Cualidades que debe tener un interim manager

Para una empresa, más cuando se trata de una modesta o familiar, el contratar a un interim manager puede ser un proceso muy complicado y de alto riesgo.

Contar con los servicios de un proveedor de servicios provisionales, facilitará enormemente la labor de la búsqueda del ejecutivo cualificado.

Un interim manager deberá tener mínimo esta serie de cualidades:

  1. Decisivo: capaz de tomar decisiones de inmediato y en propio beneficio para el aumento de productividad de la empresa y su gestión.
  2. Experto: con conocimientos y experiencia suficientes para liderar el negocio exitosamente.
  3. Neutral: donde las diferentes decisiones de los socios o dueños no tengan influencia en él; y donde pueda ejecutar su objetivo en el beneficio de la empresa y bajo el margen legal.
  4. Flexible: capaz de saber hacer todos los pasos necesarios para el logro del objetivo. 

Diferencias entre un interim manager y un consultor de gestión

En varios aspectos, existen similitudes en cuanto a las funciones de un interim manager y un consultor de gestión, ya que ambos deben ofrecer orientación, recomendación de acciones, identificar y solucionar posibles problemas y son expertos en su campo.

Sin embargo, también existen diferencias entre ambos profesionales. Por ejemplo:

  • La implicación: plena en un interim manager, ya que asesora y ejecuta; mientras que un consultor de gestión solo aconseja.
  • La responsabilidad: ya que interim manager informa directamente, mientras que el consultor de gestión informa a terceros.
  • La labor: ya que el interim manager debe entregar los informes, asignaciones y documentación de apoyo, mientras que el consultor de gestión no se encarga de las asignaciones.

 

¿Cuánto tiempo suele durar el servicio requerido de un interim manager ?

En función de la complejidad de la asignación y su naturaleza, el servicio total prestado por un interim manager puede durar de 3 a 18 meses.

Cuando se contrata a un experto interim manager, la compañía deberá hacer reuniones periódicas para evaluar el progreso de la gestión del profesional. Si fuese necesario, se podría extender en tiempo el contrato de él.

 

Conclusión

Cada empresa deberá decidir cuanto tiempo requerirá de los servicios de interim manager para tratar los momentos de vulnerabilidad de la compañía.

Contar con proveedores de servicios provisionales será todo un acierto, ya que se hará con éxito la contratación del profesional que debe llevar las riendas de la empresa, algo que no debe tomarse a la ligera. Te aconsejamos no arriesgarte en esta elección si estás en esta situación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies