Por qué los peques necesitan jugar al aire libre

Por qué los peques necesitan jugar al aire libre

La comunidad neurocientífica lo tiene claro. Los niños y niñas deben pasar más tiempo jugando al aire libre. En el pasado, era algo habitual, pero debido al creciente uso de las nuevas tecnologías por los más peques, cada vez es más común pasar el tiempo de ocio encerrados en casa que en los parques y jardines, en el campo, en el pueblo o en la placita del barrio. Las consecuencias para el cerebro de los menores pueden ser fatales. De hecho, en los últimos tiempos han aumentado los casos de ansiedad y depresión.

¿Sabes que las personas están cumpliendo sentencias en instituciones penitenciarias pasan más tiempo al aire libre que los niños que viven en un entorno urbano?

Y es que según los datos, los niños y niñas pasan más del 90% de su vida encerrados en el cole, en casa o realizado alguna actividad, pero todo ese tiempo lo pasan en espacios confinados. Esto es un grave error, porque los peques necesitan jugar al aire libre para el correcto desarrollo motriz desde el momento de su nacimiento. Pero en la actualidad, ocurre justamente lo contrario. Están todo el día encerrados en las miles de actividades que están obligados a realizar. Lo que no entienden muchos papis y mamis, es de que sus hijos e hijas, se están quedando sin infancia. ¿Sabes que algunos dedican más tiempo al cole y a las actividades extraescolares que muchos adultos? Y encima hay quien critica la idea de no poner deberes para casa.

Además de las nuevas tecnologías, está el hecho de que muchos progenitores, tienen miedo de que sus hijos e hijas jueguen fuera de casa, debido a la falta de seguridad de muchos parques y jardines, que con la crisis, se ha tendido a descuidar y algunos necesitan una buena reforma. La mala calidad del suelo, suele estar detrás de las caídas que sufren algunos de los peques en los parques. Es por esto, que es necesario instalar unas buenas losetas en las zonas de juego de los menores, aseguran en Llopis, ruedas y vulcanizados especiales. En esta empresa son fabricantes de suelos de caucho para exteriores, suelos de caucho para parques infantiles, losetas de caucho para gimnasios… Además, es una empresa responsable con el medio ambiente, por lo que solo emplea materiales reciclados al 100% reciclados de neumáticos viejos, a los que le dan un segundo uso, tras triturarlos y reciclarlos para transformarlos en suelos protectores de caucho para parques infantiles.

Qué dice la neurociencia

La función del sistema nervioso es la de dar movimiento al cuerpo con el objeto de cumplir su principal objetivo: la reproducción. Porque ese es el fin último de toda vida en la tierra y a este hecho está subordinada toda actividad humana. Por eso un ser vivo necesita ser capaz de moverse libremente, ya que necesita, tanto huir de los posibles predadores, como acercarse a la que será su pareja, con la que asegurará la supervivencia de la especie.

Acercarse o alejarse de lo que te gusta o te disgusta, es algo que tu sistema nervioso ha aprendido a través de la experiencia, y que se traduce en movimiento. El cerebro, trabaja muy duro para hacer posible el movimiento, necesario para la reproducción y la perpetuación de la especie.

Durante las primeras etapas del desarrollo los seres humanos aprenden a moverse poco a poco. Empiezan torpemente hasta ir perfeccionando su técnica. En esta evolución intervienen los sentidos, el equilibrio y control espacial y también las emociones, igual que durante el juego de los pequeños y pequeñas. Hablar o andar, por ejemplo, es algo que ha de aprenderse durante los 3 primeros años de vida. La base de todo aprendizaje del menor se encuentra en el juego

Muchas funciones del sistema nervioso tienen ventanas temporales de neuroplasticidad, donde la sensibilidad es crítica y su formación óptima. Por ejemplo, andar y hablar en los tres primeros años. La alteración de estas etapas del desarrollo está directamente relacionada con la aparición de muchos de los trastornos neurológicos que afectan a los más peques. El tema del equilibrio y el control del espacio, es una función propia del cerebro, que lo va aprendiendo mediante el juego, que es el principal estímulo que hace posible el desarrollo del niño, a fin de sobrevivir y hacer frente a las adversidades mediante la huida o los movimientos rápidos. Además, el juego, sirve de modulador de la agresividad y la empatía.

Ya lo sabes, no dejes a tus hij@s encerrados todo el día. Necesitan respirar y jugar al aire libre. Es fundamental para su desarrollo físico y mental.

Deja un comentario