Las licencias de apertura, un trámite para empresas expertas

Ahora que parece que vamos levantando cabeza de la crisis de la pandemia de la Covid-19, muchos somos los que intentamos abrir un negocio para poder emprender y labrarnos un futuro laboral. Si bien es cierto que algunas actividades económicas lo tienen más fácil que otras, la realidad es que en las ciudades, villas y poblaciones encontramos espacio para que todo tipo de negocios puedan desarrollarse y crecer.

Sin embargo, uno de los aspectos que nos suele echar para atrás son los trámites burocráticos tan tediosos que hay que hacer para poder abrir. En este sentido, algo tan simple y tan necesario como las licencias de apertura, son uno de esos trámites que cada vez se encarga más a empresas expertas y es que de hacerlo nosotros mismos, en muchas ocasiones, acabaríamos desquiciados. No obstante, para quienes lo queráis intentar y evitar ese gasto extra, en este post os vamos a detallar como se tramita la solicitud de la licencia de apertura y actividad.

Para ello, el Real Decreto Ley 19 /2012 de 25 de mayo de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios introdujo importantes novedades para racionalizar y flexibilizar la concesión de las licencias de apertura por parte de los ayuntamientos, lo que fue llamado en su momento como licencias exprés. Así, en el caso de locales de menos de 300 metros cuadrados, no es exigible la licencia previa de apertura, sino que es suficiente con una declaración responsable o comunicación previa al ayuntamiento en la que el empresario se compromete a contar con la licencia de apertura correspondiente. En este sentido, este cambio es de aplicación para negocios nuevos, pero también para cambios de titularidad de las actividades comerciales y de servicios, así como para las licencias de obras en reformas que no necesiten proyecto de obra.

Sin embargo, la realidad es que en la práctica esta norma no supone grandes cambios ya que sigue siendo necesario presentar un informe técnico y pagar las tasas municipales, por lo que siguen siendo similares los costes para el emprendedor y los ingresos para las arcas municipales, a los cuales los acompañará de una declaración responsable. Por ello, como os decimos, con la presentación de esos tres documentos (declaración responsable, tasas municipales e informe técnico) se puede empezar a funcionar a la espera eso sí, de la obtención de la licencia de apertura definitiva una vez que el ayuntamiento haya realizado las inspecciones pertinentes. Por tanto, el procedimiento habitual de solicitud de una licencia de apertura y actividad consta de los siguientes cinco pasos:

  • Elaboración del informe o proyecto técnico de licencia de apertura y/o adecuación de local, generalmente por técnico competente acreditado como un ingeniero técnico industrial o un arquitecto técnico. No obstante, para todos aquellos que no conozcáis a un ingeniero de confianza que se dedique a estos temas, nosotros os recomendamos que preguntéis por esta empresa experta en licencia actividad en Pozuelo de Alarcón, Prada ingenieros, y es que ellos están especializados en estos trámites por lo que las soluciones que os ofrecerán siempre serán las más pertinentes para cada caso y, gracias a ello, podréis ir a tiro fijo y evitar problemas a la hora de obtener la licencia.
  • Visado del proyecto por el correspondiente Colegio Oficial, lo cual conlleva el pago de unas tasas.
  • Pago de las tasas municipales correspondientes, en banco o en el propio ayuntamiento, según proceda.
  • Presentación de la declaración responsable y la solicitud de licencia de apertura, junto con el proyecto técnico y el resguardo del abono de las tasas municipales, en el registro del área competente del ayuntamiento, generalmente urbanismo o medioambiente. Este trámite debe hacerse en el momento de abrir el local al público.
  • Visita de técnico competente del ayuntamiento para verificar que el local cumple lo estipulado y ratificar así la concesión de la licencia de apertura.

Si bien cabe recordar siempre que el plazo de resolución o respuesta del ayuntamiento suele demorarse varios meses, muy a menudo incluso casi un año. Además, oscila dependiendo de la carga de trabajo y del ayuntamiento en cuestión, dado que hay algunos más afamados en lo que a lentitud de tramitaciones se refiere.

¿Cuál es el coste de la licencia de apertura y actividad?

No es fácil deciros un precio fijo, ya que el coste de la licencia de apertura tiene dos componentes diferenciados y variables:

  • Tasas del Ayuntamiento: se calculan para cada local teniendo en cuenta tres factores: relevancia comercial de la calle, tamaño del local y tipo de actividad. Las tasas son lógicamente mayores para actividades calificadas y cuanto más relevante sea una calle y más grande el local. Varían de un consistorio a otro, desde una cantidad mínima en pequeños municipios a varios cientos de euros para actividades inocuas y más de mil en actividades calificadas en ciudades como Madrid.
  • Coste del informe o proyecto técnico: dependerá de la complejidad del proyecto a realizar y del precio que tenga la empresa o profesional seleccionado, pudiendo oscilar desde un mínimo de 600 a 1.000 euros para actividades inocuas al doble para actividades calificadas. En proyectos que supongan obras o necesiten permisos especiales, como determinadas actividades industriales, el coste se puede disparar hasta los 10.000 euros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies