Las Claves para Organizar un Evento de Empresa Exitoso si eres Tímido

Las Claves para Organizar un Evento de Empresa Exitoso si eres Tímido

Tomar la decisión de emprender es uno de los momentos más excitantes en la vida profesional de cada vez más personas. Una decisión en la que estamos dando un paso decisivo hacia una actitud consciente de superarnos y superar todos los bloqueos que nos han estado limitando hasta el momento. Y es que, una vez que te decides a emprender, debes de dejar de darte excusar y dejar de procrastinar. La toma de decisiones y la claridad de nuestros objetivos se vuelven un aspecto fundamental de nuestra trayectoria como emprendedores, y de su éxito.

La persistencia será uno de los aspectos con lo que tendremos que trabajar y entrenarnos mentalmente. Y es que, por regla general, el éxito no llega de la nada. Es algo que debemos trabajar, por lo que disfrutar del proceso es lo más importante que todo emprendedor debe aprender desde el principio. El aprendizaje continuo al que nos exponemos será abrumador, pero pocas cosas nos harán crecer más como personas.

En el caso específico de la Organización de Eventos puede suponer un gran reto para todas aquellas personas que se consideren tímidas y que no encuentren ningún placer en organizar un evento.

Ahora bien, como emprendedores pocas cosas consiguen darles más visibilidad que realizar eventos y manejar sus Redes Sociales con eficacia y autenticidad para conseguir tener visibilidad.  De poco servirá tener el mejor servicio o producto si nadie lo conoce y para ello tendremos que trabajar nuestra comunicación y marketing. Organizar un evento puede suponer un gran ejercicio de superación personal para personas que se consideran tímidas o reservadas. Si bien, una vez que se enfrenten a la fuente de sus miedos y lo realicen se darán cuenta de todos los beneficios, no solo en lo profesional, sino también en lo personal de haberse enfrentado a la situación.

Planificación y Previsión para Organizar Eventos con Éxito

Una vez que lidiemos a nuestro ritmo con estos bloqueos nos resultara mucho más fácil empezar a organizar eventos. Empezaremos a tomar acción en lugar de darnos excusas y procrastinar. Empezaremos a sentar las bases del evento que queremos organizar y tendremos claridad en lo que necesitamos previamente para que el evento sea todo un éxito.

En estudios de formación extensos y específicos en Organización de Eventos como es el de Formatic Barcelona, hacen mucho hincapié en la importancia de sentar claramente las bases de quién es nuestro público objetivo. Este será el primer aspecto a clarificar, ya que a partir de ahí podremos tomar el resto de nuestras decisiones, ya sea en lugar en el que lo vamos a celebrar, el contenido, los precios, ubicación…

En la medida en que seamos más estratégicos, también estaremos siendo unos organizadores más efectivos. Con esto, lo interesante es entender que la Organización de un Evento no tiene por qué resultar abrumadora si sabemos cuáles son los pasos que tenemos que seguir para tenerlo todo bajo control.

Por lo general, si estamos empezando a organizar eventos para nuestro negocio, lo mejor va a ser simplificar y no realizar eventos que precisen de una gran inversión o dedicación.

Debemos dar complejidad a este tipo de eventos en la medida en que va creciendo nuestro negocio y podemos asumir eventos de mayor envergadura. Es fácil dejase llevar por la excitación y pensar en un gran evento cuando a penas estamos empezando.

Si bien, a medida que nos hagamos más visibles nos será más fácil financiar el evento, ya que podremos encontrar un patrocinio y tendremos más libertad de movimientos.

Mientras no contemos con tanto presupuesto lo mejor es organizar el evento con lo que tengamos disponible. Podemos empezar organizándolo incluso en nuestra propia casa si contamos con un espacio adecuado y lo adaptamos para la ocasión.

Lo importante es empezar a hacerlo y poner nuestro cariño y compromiso en ello. Cuando ya contemos con más financiación siempre podremos alquilar un espacio mejor, catering e incluso invitar a personas de más renombre para que participen con pequeñas charlas.

Además, cuando crezcamos podremos también empezar a delegar actividades, e incluso contratar organizadores de eventos profesionales si no estamos disfrutando de hacerlo nosotros o no tenemos el tiempo necesario para hacerlo.

Ser realistas en cuanto a los recursos con lo que contamos nos ahorrará muchos problemas y ser previsores a la hora de organizar un evento puede que sea uno de los mejores consejos en este ámbito.

Anticiparnos a lo que pueda fallar nos irá dando cada vez más ventaja, es cierto que esto se va adquiriendo a medida que tengamos más experiencia pero siempre podemos encontrar muchas ideas si investigamos y ponemos nuestra mejor intención al hacerlo.

Deja un comentario