Es buen momento para comprar una vivienda

Es buen momento para comprar una vivienda

El pasado año desde el BBVA Research, el economista Félix Lores hizo las siguientes declaraciones en relación con la recuperación del mercado inmobiliario: «el inicio de la recuperación del sector inmobiliario fue algo diferente y, en esta ocasión, esa recuperación se ha apoyado en el buen momento de la economía, cuando lo habitual era lo inverso: que el sector de la construcción propiciara los primeros avances de la economía tras una etapa de contracción».

El 2019, parece estar respondiendo a las expectativas de Lores y hoy, el sector de la construcción se recupera de la dura crisis. Es buen momento, tanto para comprar, como para vender una vivienda. Pero los expertos advierten de la necesidad de ser cautos a la hora de llevar a cabo operaciones de estas características, y una mala decisión podría tener consecuencias desastrosas. Por eso, es tan importante contar con la ayuda de profesionales, aseguran en la gestoría de Campello Cristina Torres. La representación legal en la compraventa asegura una experiencia fluida. La compraventa es la transferencia legal de una propiedad de un propietario a otro, y en esta operación participan un vendedor y un comprador.

Este despacho profesional se asegura de que la propiedad objeto de compraventa está libre de cargas y al corriente en el pago de impuestos, proporcionando asesoramiento legal y la representación, en caso de ser necesario, durante todo el proceso de compraventa, actuando en nombre del cliente hasta que se transfiera la propiedad y se paguen los impuestos.

Factores a tener en cuenta antes de comprar una casa

Comprar una casa no es una decisión que pueda tomarse a la ligera, ya que es de las más importantes que vas a tener que tomar en la vida, debido a la fuerte inversión que supone esta operación. Por eso, antes de adquirir una propiedad, has de tener en cuenta determinados factores, que además de ayudarte a tomar la decisión, harán que no te arrepientas al poco tiempo.

Si estás pensando en comprar una casa, ya sea para habitarla o a modo de inversión, continua leyendo este post. A continuación, te damos algunos consejos para que hagas una buena compra, segura y sin lamentaciones.

1. Asegúrate de que la casa que deseas se ajusta a tu poder adquisitivo. En algunas ocasiones, la gente se emociona ante la idea de poder vivir en una casa de ensueño, de esas que casi nadie puede pagar. Entones, hacen ofertas que son incapaces de asumir.

Si tienes el dinero, ya has vendido tu antigua casa o el banco te ha concedido una hipoteca, adelante, invierte hasta donde puedas, con el tiempo se revalorizará, sobre todo si la casa en cuestión, además de encanto y calidad, está ubicada en una buena zona.

2. Decide si será una inversión o si piensas habitarla. Si se trata de una inversión, lo que manda es el dinero. Si te sale rentable alquilarla, compra, pero eso sí, no dudes en reducir al máximo el precio final. No tengas ningún tipo de piedad, ataca y consigue el mejor precio posible. Pero si lo que quieres es vivir en ella y realmente es la casa de tus sueños, igual te conviene pagar un poquito más, siempre y cuando puedas hacer frente a todos los gastos, sobre todo cuando se trata de una vivienda mucho más cara y más grande que la anterior.

3. No compres hasta no haber vendido antes. Antes de hacer cualquier oferta, has de saber el dinero del que dispondrás, por eso, es conveniente que antes de comprar, hayas vendido ya tu antigua casa, porque hasta que lo hagas, no sabes lo que te van a pagar por ella, y por lo tanto, no sabes si dispones de capital suficiente para la nueva adquisición. En muchos casos, las casas se han devaluado, algo que el vendedor ignora, y a consecuencia de esto, está convencido de que su casa vale mucho más. Y claro, después llegan las sorpresas.

4. Por último, haz una buena oferta, pero deja que hable el vendedor primero. Después, hazle tu propuesta. Muchas veces, cansados de tanta retirada de ofertas, acaban cediendo ante la primera que parezca razonable.

Ya lo sabes, asegúrate de tener dinero para comprar y siempre, vende antes.

Deja un comentario