El sector vinícola está de enhorabuena

El sector vinícola está de enhorabuena

Hay pocas cosas que definan a España mejor que el vino. Lo cierto es que dentro de nuestras fronteras hemos tendido a trabajar bastante bien con este tipo de producto, algo que nos ha valido para convertirnos en una referencia europea dentro de este sector y para generar productos que hagan de nuestro país un lugar señalado a nivel mundial. La cantidad de vinos de calidad que hay en nuestro país es el mejor argumento para defender esta clase de teorías. Desde luego, no hay equivocación posible a este respecto.

Hemos hecho referencia a la cantidad y a la calidad, pero no a la variedad, que ha sido una de las principales bazas que han tenido nuestras empresas para hacerse valer en el extranjero. Y es que nuestro país es especialista en toda clase de vinos: rosados, tintos, blancos… aquí hay de todo, algo que tenemos que agradecer al enorme cuidado que miles y miles de agricultores realizan de sus viñas. Nada sería posible sin su trabajo y sin la dedicación que demuestran día a día, año a año, vendimia a vendimia.

Un artículo del diario El País publicado el 2 de septiembre del año pasado hacía referencia al buen momento que está viviendo el vino español debido a que este es el primer país en lo que se refiere a la extensión de sus cultivos y la calidad de su caldo. El artículo hace hincapié en que, a pesar del descenso del número de número de viñedos (como consecuencia del proceso de reconversión que ha tenido lugar en los últimos años y que también se ha instalado en otros países de la Unión Europea), España ha mantenido lo mejor de su producción.

En el otro extremo, el consumidor

La otra parte de la balanza, la que encuentra en los consumidores sus protagonistas, se ha mostrado agradecida mediante un aumento del consumo del vino en el último año. Teniendo en cuenta que desde hace casi tres décadas solo se hablaba de descensos en este ámbito, que se haya producido un cambio es la mejor noticia que se podía tener desde el sector. El optimismo ha vuelto y convertirlo en algo habitual es ahora el principal objetivo de todos los que guardan relación, ya sea directa o no, con el vino y su producción.

La página web Statista ha hecho públicos algunos de los datos referidos al vino en España. Los resultados de sus análisis son concluyentes: el 30% de la población española reconoce consumir vino todas las semanas, el gasto en vino a nivel nacional es de 6.454 millones de euros, siendo por cabeza de casi 140 euros. Además, el gasto de los hogares en vinos de aguja es de 22’6 millones de euros y en vinos espumosos de 145’7 millones. Son datos que reflejan que el sector está más vivo que nunca y que pretende seguir así.

La bonanza en la que se encuentra inmerso el sector vinícola del país está más que confirmada. Una de las entidades que se ha encargado de corroborarlo es Exportcave, dedicada a la venta de copas y vinotecas, entre otros artículos. Sus profesionales han hecho hincapié en que, en los últimos años, se ha producido un repunte de los pedidos y ventas de este tipo de artículos, lo cual, sin ninguna duda, está relacionado con el aumento en el consumo de vino que se viene produciendo en España durante los últimos meses.

Un fijo en bares y restaurantes

El vino es el producto estrella en buena parte de los bares y restaurantes que operan en nuestro país. No cabe duda de que una copa de vino es apetecible en cualquier momento del día y que supone un momento de relax, de calma. Un momento en el que la degustación no es compatible con nada más. Que el vino sea servido como Dios manda y en los recipientes que están expresamente habilitados para ello es una tradición que no se debe perder. Una tradición que, por otra parte, está a salvo en un país como el nuestro.

Tomar una copa de vino es una delicia de la vida que cada vez seduce a más gente. Seguramente muchos de vosotros y de vosotras lo habréis experimentado y sabréis de lo que hablamos. Hay muchas formas de valorar este producto. Y no todas pasan por degustar el vino y experimentar sensaciones con su sabor. A veces, todo lo que rodea a ese momento es importante. En el caso del vino, siempre es importante todo eso. Y las copas que se utilizan para ello juegan un importante papel dentro de este punto.

 

Deja un comentario