El cuidado de los ojos, ¿hace cuánto tiempo que no vas al especialista?

El cuidado de los ojos, ¿hace cuánto tiempo que no vas al especialista?

Con el paso del tiempo, o simplemente, debido a la genética, empiezan a aparecer distintos problemas en los ojos, bolsas, párpados caídos, ojeras, fracturas de órbita, alteraciones del párpado, lagrimeo, cataratas, glaucoma, síndrome del ojo seco, degeneración macular asociada con la edad, xantelasma, tumores de párpado e incluso parálisis facial que afecta al ojo, y un largo etcétera que, por cuestiones de espacio, no podemos citar. Pero estas son las más importantes, o al menos, las más comunes.

¿Te gustaría saber algo más sobre estas enfermedades que afectan a los ojos?, ¿existen casos de patologías oculares en tu familia?, ¿has empezado a notas problemas de visión o alergias en la zona de los ojos? Pues bien, entonces continua leyendo este post, puede ser muy útil para ti.

Pero antes de seguir, te recomiendo que, si tienes antecedentes, o sientes algún síntoma extraño en la zona de los ojos, acudas a un profesional experto para que estudie tu caso. Él te dará la mejor solución para tu problema. Así lo aconseja la Dra. Cecilia Rodríguez, que está al frente del centro de estética ocular que lleva su nombre. En esta clínica, están especializados en diferentes enfermedades de los ojos, ya que cuentan con los mejores profesionales, formados y capacitados para dar el mejor cuidado y el tratamiento más adecuado, en función de cada caso. No te fíes de las historias de otras personas. Ante la duda, acude a un profesional. Casa persona es un mundo, y cada caso.

Veamos a continuación, que problemas oculares son las más comunes entre la población.

Los problemas de los ojos más comunes y su tratamiento

1. Los párpados caídos

Los años no pasan en balde, y en el proceso, los párpados van perdiendo elasticidad, los músculos se debilitan y la grasa se va hacia adelante, haciendo que los ojos parezcan más pequeños y su expresión, parezca triste todo el tiempo. Pero además de un problema estético, los párpados caídos pueden suponer un serio problema de visión debido, ya que el campo, se deteriora.

La blefaroplastia es la cirugía estética de los párpados y gracias a ella, este problema tiene solución. Se trata de devolver a la mirada su juventud natural, sin que la imagen sufran grandes cambios y sin cicatrices, ya que no se ven. Esta es una cirugía mínimamente invasiva que puede hacerse tanto en el párpado de arriba como en el de abajo y puede combinarse con la cirugía de ptosis palpebral o lifting de cejas.

Cuando la operación se hace en el párpado superior, consigue despejar al mirada, eliminando el exceso de piel y recuperando la tensión del músculo, gracias a una microincisión en el pliegue. De esta forma, la cicatriz casi ni se ve. Si se trata de los párpados inferiores, se consiguen eliminar bolsas y mejorar la tensión del párpado.

En algunos casos, la cirugía se puede hacer desde el interior, y entonces, la cicatriz no se verá en absoluto. Esto puede hacerse así cuando la persona tiene un buen tono palpebral. Si hay mucha piel sobrante, entonces la cirugía se efectúa a través de una incisión por debajo de la línea de las pestañas, y de esta manera se evita dar al ojo una forma redondeada.

2. Tumores orbitarios

La órbita es la cavidad ósea donde se encuentra el globo ocular, los músculos que le dan movimiento, el nervio óptico y la grasa que rellena los huecos entre todos ellos. En cualquiera de estas partes se puede originar una lesión tumoral, que puede ser benigna o por el contrario, maligna.

Uno de los primeros síntomas de un tumor, es que empuja el globo ocular, que puede desplazarse y y provocar visión doble, dolor ocular, caída del párpado o pérdida visual.

El tratamiento varía según el caso, dependiendo de su naturaleza y localización, y se pueden tratar mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia.

3. Lagrimeo

Las causas de lagrimeo pueden ser debidas a un aumento en la producción lagrimal y sequedad en el ojo. Las lágrimas las produce la glándula lagrimal principal y por las glándulas lagrimales accesorias, que se encargan de mantener el nivel normal de lágrima, con el objeto de mantener la superficie del ojo constantemente lubricada.

El lagrimeo puede ser una consecuencia de la enfermedad de Sjöggren y artritis reumatoide, que provocarían la inflamación de la conjuntiva y la disminución en la producción de lágrimas. El tratamiento consiste en reemplazar las lágrimas naturales por otras artificiales.

Si la causa del ojo seco es por obstrucción de la vía lagrimal, y dependiendo de la gravedad de los síntomas y la localización de la obstrucción, se puede optar por la cirugía o bien por otro tipo de tratamiento, como la colocación de un tubo que hace la función de lagrimal.

Deja un comentario