El control horario, un servicio que las empresas están obligadas a instaurar

Siguiendo las indicaciones del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, el control horario es un servicio que las empresas de todo el país están obligadas a instaurar. En concreto, esta medida lo que busca es asegurar el cumplimiento de los horarios en el trabajo, además de evitar abusos laborales y fraudes por no pagar o compensar las horas extras. Es, sin duda, un aspecto fundamental para garantizar el funcionamiento de las empresas y lo que, en gran medida, define que estas alcancen o no, sus objetivos de negocio en el mediano y largo plazo.

En este sentido, el control horario de empleados es simplemente el hecho de registrar el ingreso y salida de los trabajadores a sus puestos de trabajo o bien, el inicio y final de la jornada laboral cuando se implementa el teletrabajo. El control horario en empresas es un aspecto fundamental que tiene como finalidad combatir la precarización, regular el registro de horas extras y, desde hace unos años, cumplir con la ley actual que tiene vigencia nacional.

El control horario de empleados, es además una herramienta fundamental para lograr organizar los diferentes departamentos que integran una compañía, al tiempo que fomenta la autodisciplina y la optimización del recurso intangible más valioso de cualquier trabajador. Pero no solo existe una solución para cumplir con la normativa del control horario, ya que con la obligatoriedad de esta ley han surgido muchas herramientas para ayudar a las empresas en este sentido. Eso sí, es importante elegir la más eficiente, que encaje mejor con las necesidades, la filosofía o el tipo de trabajo que se desarrolla en tu empresa. Por ello, puedes hacer el control horario desde el móvil, utilizando tarjetas deslizantes, instalando un software, a través de Track People, con un programa online, con un código QR o con una máquina que deje que tus empleados fichen con huella, por ejemplo.

Pero llegados a este punto, muchos nos preguntamos cómo se hace el control horario a empleados durante el teletrabajo. Aquí, los empleados que trabajan en remoto también deben continuar cumpliendo con el resto de peculiaridades como el detalle de los bienes entregados, el trabajo realizado, y adoptar las correspondientes medidas de prevención de riesgos laborales y protección de datos. De hecho, es justamente con el teletrabajo que tenemos no solamente mayor flexibilidad para el trabajador sino también mayor cantidad de herramientas y creatividad para registrar su actividad. En este caso, y como siempre, lo más recomendable es volcar toda esta responsabilidad a un software de gestión de RR.HH. No obstante, existen otras alternativas, tales como:

  • Si el trabajador utiliza herramientas proporcionadas por la empresa, estas pueden tener un software que tome como parámetros el horario de encendido y apagado.
  • Fichar desde el smartphone utilizando apps de control horario con geolocalización es también una posibilidad, aunque se dependerá en gran medida de la precisión del GPS de cada dispositivo. A menos que la empresa dedique un presupuesto especial a brindar un equipo móvil a cada empleado, con todo lo que esto implica.
  • Algunos programas, sobre todo los diseñados específicamente para ordenadores, que se encargan de hacer un rastreo exhaustivo del uso del ratón y el teclado. Como también hay otras que se utilizan para registrar y cronometrar cada tarea que realiza el trabajador.

No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque esto actualmente no se expedienta ni se sanciona, lo cierto es que este tipo de prácticas que os acabamos de mencionar no creemos que las contemple la ley de teletrabajo en ningún caso. Esto se debe a que afecta sensiblemente la productividad del empleado por generar demasiado estrés.

A efectos prácticos, ¿qué dice el Real Decreto sobre el control horario de los trabajadores?

Hace ya tres años y medio, en concreto el pasado 12 de marzo de 2019, se publicó en el Boletín Oficial del Estado cómo se tiene que llevar a cabo el registro de horario. En este sentido, a continuación, te detallamos algunos de los puntos clave que entraron ya en vigor y que se publicaron en la citada normativa.

  • Todas las empresas deberán llevar el registro de horario de sus empleados independientemente de la jornada que estos tengan.
  • La empresa estará obligada a guardar el registro de horario de los empleados durante cuatro años.
  • Del mismo modo, deberá estar disponible para los empleados y los sindicatos.
  • Los empleados deben conocer la distribución y duración de la jornada laboral ordinaria.
  • Los sindicatos deben conocer mensualmente las horas extras realizadas por los empleados.