Consejos para elegir las puertas de interior de la casa

Para elegir las puertas de interior debes encontrar el equilibrio entre el material y acabado del suelo, ya que no es aconsejable mezclar demasiados estilos.

Opta por puertas de suelo a techo, porque ese efecto de alargar hace más altos los techos. Hay varios tipos de puertas según la apertura:

-Las pivotantes son las que el eje de giro está desplazado hacia un lado.

-Las puertas abatibles son las que giran respecto a uno de sus lados y las hay con bisagras que quedan a la vista o invisibles.

-Las correderas se deslizan sobre el tabique o por dentro de él.

– Las plegables se recogen sobre sí mismas.

Con las puertas correderas puedes ganar espacio en la habitación. Puedes escoger las que van ocultas en tabique o las que se deslizan sobre la pared. Si optas por esta puerta, la pared sobre la que se desliza queda despejada de muebles.

Antes de escoger las puertas de interior debes tener en cuenta el estilo decorativo, ya que puedes elegir puertas clásicas con molduras, minimalistas, modernas con cristal, sin molduras…

Debes elegir un estilo que se adapte a la decoración de tu casa. También puedes mezclar varios diseños de puertas de interior, pero es aconsejable que cada una tenga el sistema de apertura que se adapta mejor a las características de la estancia.

El marco de la puerta es un elemento decorativo que se puede prescindir de él, pero muchas personas deciden optar por este elemento y jugar con las tonalidades. Por ejemplo, combinar una puerta en negro con un marco en blanco.

La medida estándar para una puerta es de 82,5 centímetros de ancho por 203 centímetros de alto. Sin embargo, en espacios pequeños la medida es de 62,5 o 72,5 cm de ancho. Aunque también hay diseños a medida que se adaptan a lo que quieras.

Si no sabes qué material escoger, te aconsejamos las puertas de madera, porque son versátiles, cálidas y aíslan bien.

Desde Crónica Global informan que «la madera es un material noble y muy útil dentro de cualquier vivienda. Al ser duradera, sostenible y con una serie de propiedades no solo harán que tus espacios, puertas, armarios o muebles se vean muy bien, sino que estarán protegidos de los agentes externos».

¿Cómo eliminar los arañazos?

Además, no te preocupes si con el paso del tiempo aparecen arañazos en la madera, porque podrás aplicar el siguiente truco que mantendrá tus puertas brillantes.

Solo necesitarás dos ingredientes para reparar las puertas de madera, así que debes seguir los siguientes pasos:

-Elimina el polvo con una bayeta.

-Mezcla media taza de aceite de oliva virgen extra y media taza de vinagre blanco o de manzana.

-Integra los dos ingredientes.

-Utiliza una esponja o paño para aplicar la solución en las zonas marcadas por los arañazos.

-Deja secar el producto durante unos 15 minutos para que la puerta lo absorba.

-Retira el exceso de grasa con papel de cocina.

-Por último, pasa un trapo limpio y húmedo.

¿Cómo eliminar las manchas de bolígrafo?

Desde Madepark, especialistas en suelos y puertas de madera, explican que si tus puertas de madera tienen manchas de bolígrafo, puedes usar un disco humedecido en alcohol para limpiar esas manchas de tinta. ¡Y listo!

Los mejores consejos para limpiar las puertas de madera

Para limpiar una puerta de madera no barnizada, comienza limpiando el polvo con un paño seco. Después, usa un poco de agua tibia y jabón para madera, pero si las marcas son muy profundas puedes añadir un poco de amoniaco.

Te aconsejamos que apliques aceite de almendras para conseguir un brillo especial. También puedes usar abrillantador para madera, pero el aceite es más económico.

Para quitar toda la suciedad superficial de una puerta de madera barnizada debes utilizar un paño ligeramente húmedo con un poco de vinagre y jabón para madera. También puedes optar por una mezcla de 25 ml de vinagre de manzana y 75 ml de agua.

Por último, seca con un paño limpio y para que te quede brillante, puedes aplicar el mismo truco del aceite de almendras. ¡Sigue estos consejos para limpiar tus puertas y verás que quedan relucientes!

Te recomendamos otro truco, por ejemplo, si tus muebles de madera están muy estropeados, mezcla agua con vinagre blanco en un cuenco. Después, pasa un paño de algodón por la superficie de forma suave pero, sobre todo, en las zonas que han perdido más color.

Gracias a estos productos naturales y respetuosos con el medio ambiente, podrás tener muebles y puertas de interior brillantes y sin arañazos. ¡Apuesta por la madera!

Articulos recientes

Descubre cuáles son las mejores empresas según los usuarios.  Olvídate de las estadísticas, de los