Los guantes, un producto pensado para proteger nuestra salud ante cualquier peligro

Los guantes forman parte de nuestras vidas desde pequeños y es que este complemento a nuestra vestimenta siempre está presente, sobre todo, en los meses de más frío. Sin embargo, más allá de protegernos de las inclemencias meteorológicas, lo cierto es que en el mercado encontramos decenas de tipos diferentes de guantes, cada uno de ellos con una utilidad.

Es por ello por lo que hemos ideado este post, una publicación en la que os queremos acercar un poco más al mundo de los guantes de protección que tantos quebraderos de cabeza nos evitan año tras año, mejorando las cifras de accidentabilidad laboral.

En este sentido, hoy en día podemos clasificar los guantes para trabajar teniendo en cuenta dos factores clave que pasan por el tipo de material empleado para su fabricación y el tipo de protección que ofrecen. Así, entre estos dos tipos nos podemos encontrar los siguientes guantes:

  • Guantes de seguridad según el material de fabricación:
    • Guantes de nitrito. El nitrito es un material sintético con una alta resistencia a la perforación y a ciertos productos químicos agresivos. En este sentido, dentro de los guantes de nitrito encontramos los guantes de nitrito que no incluyen soporte textil, utilizados en el sector alimentario y en la sanidad y que cabe reseñar que son desechables. Pero también encontramos los guantes de nitrito con soporte textil, utilizados en el sector industrial, agrícola y en la construcción.
    • Guantes de látex. Los guantes de látex se adaptan perfectamente a las manos, facilitando el trabajo, la ergonomía y la movilidad. Por esto mismo, son muy utilizados en el sector sanitario, aunque también se emplean en industrias alimentarias y en el sector industrial. Del mismo modo, los guantes de látex también se encuentran disponibles en el mercado en opciones desechables y reutilizables, tal y como nos apuntan los expertos de Chicawap, quienes están acostumbrados a vender a sus clientes este tipo de guantes debido a la comodidad que ofrecen para diferentes trabajos.
    • Guantes de poliuretano. Este material tiene una gran resistencia a los desgarros, la abrasión y los cortes, por lo que los guantes de poliuretano son idóneos para tareas de manipulación de piezas, montaje y utilización de maquinaria que requieran de una protección mecánica en las manos.
    • Guantes de piel o de serraje. Sin duda alguna, este tipo de guantes son los más polivalentes. Están fabricados con una combinación de piel, serraje y algodón y son idóneos para utilizar en ambientes de trabajo con temperaturas bajas, para carga y descarga, en jardinería y otras muchas más ampliaciones.
  • Guantes de seguridad según el tipo de protección que ofrecen:
    • Guantes de protección contra el frío. Estos guantes son empleados en entornos de trabajo con bajas temperaturas o para mover y manipular cargas a temperaturas muy bajas. Dentro de los guantes de protección contra el frío encontramos tres categorías de protección.
    • Guantes para soldadura. Los guantes de protección para soldaduras, también conocidos como guantes de protección mecánica, protegen las manos ante los riesgos mecánicos y térmicos propios de las labores de soldadura y cabe reseñar que suelen estar fabricados con cuero.
    • Guantes dieléctricos. Este tipo de productos suelen estar fabricados con látex y protegen de descargas eléctricas. Dentro de los guantes dieléctricos distinguimos la siguiente clasificación:
      • Clase 00 – Guantes con protección eléctrica hasta 500v.
      • Clase 0 – Guantes con protección eléctrica hasta 1000v.
      • Clase 1 – Guantes con protección eléctrica hasta 7500v.
      • Clase 2 – Guantes con protección eléctrica hasta 17000v.
      • Clase 3 – Guantes con protección eléctrica hasta 26500v.
      • Clase 4 – Guantes con protección eléctrica hasta 36000v.
    • Guantes de protección química. El uso de estos guantes es de vital importancia ya que es obligatorio el uso de guantes de seguridad con protección ante riesgos químicos para todos aquellos sectores que trabajan con sustancias químicas, tal y como sucede en los laboratorios.
    • Guantes anticorte. Este tipo de elementos protegen las manos ante cualquier tipo de corte por cuchilla, siendo los más comunes los guantes de malla.

Los guantes de protección contra el calor, una parte fundamental de la indumentaria de los bomberos

Muchos de nosotros los hemos visto alguna vez y es que este tipo de guantes forman parte de la indumentaria habitual de los bomberos de todas nuestras ciudades y provincias. En concreto, estos guantes proporcionan un aislamiento total de la piel ante grandes temperaturas. Por ello, esto se traduce en que protegen de llamas, calor, salpicaduras de metal y cualquier otro elemento térmico que pueda generar quemaduras y ser un riesgo para la seguridad de los trabajadores o equipos de extinción. Es por ello por lo que incluso en competiciones automovilísticas de primer nivel los comisarios de los diferentes eventos portan este tipo de guantes por si tienen que intervenir en algún momento ante una situación de peligro derivada de un elemento en llamas.