Combatir el ruido, una labor cada vez más demandada

Combatir el ruido, una labor cada vez más demandada

Vivimos en lo que se denomina como Estado del Bienestar porque, en la actualidad, disponemos de unos servicios y de una calidad de vida de los que no siempre se ha dispuesto en un país como el nuestro. Las cosas han cambiado mucho de un tiempo a esta parte y tanto es así que nada en España tiene que ver a lo que salía en las noticias hace dos o tres décadas sobre nuestro país y la gente que lo compone. Y la verdad es que se ha notado mucho ese cambio. Aunque los jóvenes tiendan a pensar que conseguir lo que se ha conseguido es fácil.

Sin embargo, y a pesar de ser parte de ese Estado del Bienestar que comentábamos, lo cierto es que sigue habiendo un abanico de problemas que tienen una difícil solución y que están ganando en lo que a importancia se refiere. Ponerle freno a este tipo de asuntos da algo que nos atañe a todos y que tenemos que resolver a la mayor brevedad posible puesto que alguno de estos problemas, no reconocidos como tal por parte de mucha gente, pueden llegar incluso a hacer enfermar a una persona.

Uno de esos problemas es el exceso de ruido que se vive en muchas de las grandes ciudades actuales. Este asunto ha sido tratado en numerosas convenciones internacionales y en muchos programas de gobierno también ha aparecido como un problema prioritario. Pero todavía no se ha encontrado una solución pública y global para esto, a pesar de que hay muchos recursos y muchas alternativas puestas sobre la mesa para hacer que la contaminación acústica sea algo más propio del pasado.

Son muchos los que han alertado de los peligros que el ruido tiene en una sociedad como en la que vivimos. Lo cierto es que hay pocas cosas que molesten más a la gente. Tal y como informaba una noticia del diario El País, el ruido enferma y ya es considerado como un problema de salud pública, algo que es lógico y normal teniendo en cuenta la cantidad de trastornos que puede llegar a provocar en una persona, con independencia de su edad o de su sexo.

Existen algunos remedios para combatir la gran cantidad de ruido que tenemos en nuestros pueblos y ciudades en la actualidad. No cabe duda de que se trata de algo muy molesto y que genera una cantidad de problemas terrible entre las personas. Esos remedios de lo que hablamos giran en torno a evitar de algún modo que lo que ocurre en la calle pueda llegar hasta nuestra casa. Y la mejor alternativa para ello no es otra que la del aislamiento acústico. Según nos han contado desde Aluminios Villafontana, ese es un asunto que está preocupando más a las familias.

Motivos para la esperanza

Todas aquellas empresas que ofrecen soluciones para terminar con este tipo de asuntos es evidente que cuentan con el apoyo y el beneplácito de la población. Además, parece que el sector público poco a poco está haciendo que haya algunas cosas que cambien y que por tanto el ruido esté comenzando a desaparecer de algunos lugares. El hecho de que, por ejemplo, estén llegando a eliminarse algunos coches antiguos contribuye de una manera sustancial a ello.

Es evidente que todavía quedan muchas cosas por hacer y en lo relativo precisamente a los automóviles se van a llevar a cabo un montón de cambios en los próximos años, principalmente como consecuencia de la llegada de vehículos híbridos y eléctricos, que además de consumir menos ofrecen la posibilidad de hacer menos ruido. Este es un avance de lo más considerable y hace que la calidad de vida de miles de familias y de millones de personas sea una realidad.

Queda mucho trabajo por delante y muchas cosas que hacer. Pero estamos en camino. Lo primero que tenemos que seguir haciendo es garantizar que todo el mundo es consciente de que el ruido es un peligro y de que tenemos que combatir contra él. Hecho ese trabajo, el resto es cosa de poco. Vivir en el Estado del Bienestar no es solo disponer de todos los servicios públicos que nos ofrecen las instituciones. También tiene mucho que ver el entorno en el que vivimos.

Deja un comentario