Cinco cosas que es mejor que hagan por nosotros

Cinco cosas que es mejor que hagan por nosotros

“Lo hago yo que tú no sabes”. Una frase que seguro que hemos escuchado y que en ocasiones es cierto. Y es que nadie como uno mismo para hacer algo. Pero en otras ocasiones es cierto que nosotros no podemos hacerlo por nosotros mismos. Bien por logística o bien por capacidad. Por eso, hoy te vamos a contar las cinco cosas que es mejor que otros hagan por nosotros. De verdad que nos vas a dar las gracias porque son acciones en las que hay que contar con otras empresas.

Una mudanza

Me puedes llamar para lo que quieras menos para hacer una mudanza. Esta frase la tengo grabada en mi mente desde que hace cinco años eché una mano a un amigo que se cambiaba de casa. Desde ese día tengo claro que una mudanza es para profesionales y por eso hay que contar siempre con una empresa de mudanza. Son mudanzas de hogar con servicios integrales de embalaje de muebles, embalaje frágil de cristalería y vajilla, embalaje de cuadros, adornos y enseres personales con productos de primera calidad, por lo que lo mejor es dejarlo en manos de profesionales. Además, como indican desde Mudanzas Alicante, si lo haces con transportes directos y mudanzas compartidas o en formato grupaje, te puedes ahorrar un dinero importante porque son con portes más económicos si comparte ruta y vehículo con otros clientes. Así pues, si tienes pensando hacer una mudanza por ti solo, pues no cuentes conmigo. Eso sí, al día siguiente te vas a acordar de mí.

Cambiar el aceite al coche

Desde hace tiempo intentamos ahorrarnos dinero en cosas que no son de recibo. Son cosas que tienen que hacer los profesionales. Pues lo que hacemos es querer jugar a ser dioses. Y un buen día nos levantamos de la cama pensando en que somos mecánicos. Nos ponemos un mono azul, una gorra y nos vamos al supermercado a por una lata de aceite y nos vamos al campo a cambiar el aceite al coche. ¿Qué puede salir mal en todo esto? Pues todo. Porque no somos ni mecánicos ni sabemos hacerlo. Lo que puede pasar es que lo cambiemos mal, que el aceite se derrame y que pongamos todo perdido. Así que lo que tenemos que hacer es acudir a un taller y que lo cambien ellos. Nuestra mono azul lo va a agradecer.

Invertir en finanzas

Otro buen día nos ponemos el disfraz de broker. Es decir de experto en finanzas y en gestión de bolsa. Claro, nosotros somos los más listos y seguro que sabemos más que los que han estudiado Master de Gestión de Bolsa. Pues no, esto no es cuestión de suerte o como apostar en una competición deportiva. Detrás de todo esto hay mucho estudio y trabajo no podemos pensar que nos vamos a convertir en ricos de la noche a la mañana. Lo único que puede pasar es que perdamos todo el dinero y nos quedemos en la ruina. Está claro que si fuera tan fácil invertir en bolsa, pues la mayoría de los brokers estarían forrados. Y que sepamos no es así.

Cocinar

En este caso es algo muy personal. Yo no tengo manos, tengo manazas, por lo tanto no sé cocinar. Ante esta situación lo que recomiendo es que si no tienes ni idea de entrar en la cocina y hacer un buen plato, no te molestes. De verdad. Porque lo único que puedes hacer es quemar toda la cocina, o arruinar productos y alimentos que no se han merecido pasar por tus manos. Ante esto, lo que tienes que hacer es visitar los muchos restaurantes que tenemos en España. O siempre nos quedará pedir comida a domicilio. Y por supuesto no seas tan osado de invitar a nadie a tu casa a cenar.

Desatascar una tubería

Y por último algo de lo que puedo hablar en primera persona. Si empiezas a notar que tu fregadero no traga bien, no inventes, no intentes buscar una solución en Internet. EL truco casero del bicarbonato con vinagre no funciona si se trata de un atasco grande. Así que no pierdas tu tiempo ni tu dinero con trucos de Instagram. Lo que tienes que hacer es ponerte en contacto con un profesional que tendrá el material adecuado para estas lides y en cinco minutos te lo va a solucionar, algo que tú tardarías toda una vida en arreglar.

Y estas son las cinco cosas que es mejor que hagan por nosotros, salvo que seamos todos unos expertos. Y es que al final, lo barato puede salir caro.

Deja una respuesta