A día de hoy, el plástico sigue siendo uno de los mejores servicios para empresas

A día de hoy, el plástico sigue siendo uno de los mejores servicios para empresas

Mucho se ha hablado durante los últimos tiempos del efecto del plástico en nuestra sociedad y aunque bien es cierto que no es del todo bueno, también es igualmente correcto decir que es uno de los mejores servicios para muchas de las empresas de todo el planeta. La realidad sobre este tema es bastante compleja y basta con preguntar a varias personas para saber que no hay una opinión creada de forma unitaria sobre el tema, sin embargo, nosotros os explicaremos con datos algunas de las realidades sobre el conflicto del plástico.

Hoy en día, la inmensa mayoría de las compañías que se dedican a crear o trabajar este producto se han ido adaptando a las nuevas exigencias que obliga el mercado y las normativas vigentes, por lo que ya nada es tal y como era hace tan solo unos pocos años. Es por ello por lo que a lo largo de las siguientes líneas os propondremos que hagáis una reflexión, con los datos que os iremos dando sobre la mesa para que así, podáis sacar vuestra propia conclusión, que al final es la que cuenta.

Para comenzar, lo primero es centrarnos en el tema y ponernos en contexto. Así, cuando hablamos de plástico, lo que estamos haciendo es referirnos a todos aquellos materiales que han sido constituidos por una variedad de compuesto orgánicos, sintéticos o semisintéticos, los cuales poseen la propiedad de ser maleables y, por ende, nos permiten moldear su forma para convertirlos en objetos sólidos de variadas formas. Una propiedad que otorga al material una gran cantidad de aplicaciones.

El plástico, sobre todo en forma de bolsa, ofrece un gran servicio para las empresas y es que muchos de sus productos, al menos de forma primaria, van envasados en este material. Una opción que no solo es cómoda y barata, sino que previene que los productos puedan coger bacterias que afecten a su calidad, ya sea durante el proceso de creación, traslado o a la espera del consumidor final. Sin embargo, la realidad actual está en que un reciente Real Decreto está penalizando su uso, por lo que cada vez menos empresas optan por esta opción, pero lo cierto es que no tiene porque ser así, ya que la nueva ley permite que si la bolsa está hecha con un 70% de material reciclado,las bolsas no tendrán que cobrarse. Un hecho que ha hecho dar un paso adelante a las empresas fabricantes de plásticos para poder seguir conservando su cuota de mercado. En este aspecto, nosotros os recomendamos a Bioplásticos Genil y es que esta es una de las empresas que mejor se han sabido adaptar a las nuevas realidades del mercado, ofreciendo a sus clientes una solución respetuosa con el medio ambiente a un precio muy competitivo.

Si nos vamos a los datos y a los estudios nos encontramos con que los compuestos que estábamos usando hasta no hace muchas fechas no eran los mejores para nuestro planeta, puesto que tardaban muchos años en descomponerse y, sobre todo, afectaban en gran medida al ecosistema en el que se depositaban. Un hecho que, por suerte, en la actualidad se está minimizando con el empleo de nuevas fórmulas para crear los plásticos de uso industrial y que, como apunta el Real Decreto que afecta a las bolsas de plástico, algunas de las nuevas opciones comercializadas ya cumplen con las expectativas legislativas, con lo que ni siquiera los comercios han de cobrar a sus clientes por el uso de ellas.

¿Qué bolsas se han de cobrar y a que precio?

Si bien es cierto que no todas las bolsas de plástico se han de cobrar, la realidad es que muchas de ellas sí, por lo que a continuación os haremos un breve resumen de cuales se han de cobrar y sus precios:

  • Bolsas de espesor inferior a 15 micras. Su valor será de 5 céntimos de euro/bolsa. Eso sí, están exentas de este cobro todas aquellas que sean necesarias por razones de higiene, o que se suministren como envase primario para los alimentos vendidos a granel, tales como la fruta, las legumbres, la carne, el pescado… o cuando su uso contribuye en gran medida a que no se desperdicien los alimentos.
  • Entre las 15 y las 49 micras. Cuestan 15 céntimos de euro/bolsa.
  • Igual o superior a las 50 micras. Su precio es de 15 céntimos de euro/bolsa.
  • Espesor igual o superior a 50 micras, con contenido igual o superior a 50% de plástico reciclado. En este caso valdrán 10 céntimos de euros/bolsa.

Deja un comentario