4 formas de publicidad tradicional que siguen siendo rentables

4 formas de publicidad tradicional que siguen siendo rentables

Todos sabemos que el entorno digital es un canal que ofrece grandes resultados a las campañas publicitarias y que se pueden realizar con presupuestos muy bajos. Sin embargo, hoy en día siguen existiendo maneras de publicidad tradicional que siguen siendo rentables y en algunos casos con mejores resultados que las digitales. 

Y en este artículo vamos a hablar de cuatro fórmulas de publicidad tradicional que ofrecen buenos resultados en plena sociedad de la información. Por supuesto, hay que tener en cuenta al público al que se quiere llegar ya que si nuestro público objetivo son jóvenes o incluso adolescentes puede ser más oportuno apostar por publicidad digital o habrá que escoger muy bien los canales tradicionales o emitir anuncios en radio y televisión en cadenas que suelan ver o escuchar o en franjas horarias cercanas a sus programas favoritos. Pero si queremos llegar a la población adulta muchas fórmulas tradicionales siguen siendo la mejor manera de publicidad.

· Buzoneo 

El buzoneo es una forma fácil de llegar a los hogares. “Es una de las herramientas publicitarias con mayor aceptación por el público adulto y por ello es escogida por las grandes cadenas de alimentación, electrodomésticos, telecomunicaciones y comida rápida, entre otros sectores. También las pequeñas empresas y comercios locales están haciendo uso de este formato de captación de clientes, para potenciar el consumo de sus productos y sus servicios con una mayor inmediatez, para obtener un retorno comercial rápido y poder llegar a su área de influencia de una manera muy sencilla. Asimismo, puede ser una buena opción para campañas especiales, nuevas aperturas, liquidaciones o nuevos servicios”, explican desde Publigar, empresa de comunicación y publicidad que entre sus servicios se encuentra el buzoneo. 

Y es que esta forma de publicidad tiene bastantes ventajas, entre las que hay que destacar que los consumidores pueden tener en sus manos en un corto plazo de tiempo las propuestas y ofertas de las marcas. Además, los consumidores pueden valorar con tiempo las propuestas y al conservar en papel las ofertas pueden consultarlas siempre y cuando quieran, tomando la decisión de compra con tiempo y tranquilidad. 

·Publicidad exterior 

Existen diferentes formatos de publicidad exterior, como vallas publicitarias en la vía pública o carreteras, marquesinas y paradas de autobuses o incluso en los propios vehículos de uso público como el metro o los autobuses urbanos. 

Esta forma de publicidad sigue siendo de gran relevancia y puede ser una forma de complementar otros tipos de publicidad. Además, no solo puede ser una oportunidad para grandes empresas, también para pequeñas. Pero hay que estudiar muy bien la ubicación de los anuncios para escoger zonas con gran tránsito de transeúntes o las mejores vías para llegar al público objetivo. Todo para poder conseguir la mayor conversión de compra. 

Y también es necesario indicar que a pesar de la situación en la que nos encontramos por la pandemia de coronavirus con la movilidad reducida, la publicidad exterior sigue estando viva. Y gracias a las nuevas tecnologías se pueden analizar mejor los datos y resultados. Esta cuestión la explican muy bien en la revista Marketing directo en un artículo sobre el futuro de la publicidad exterior (que puedes leer completo haciendo click aquí). En este artículo indican que gracias al uso de las nuevas tecnologías y la geolocalización se puede interpretar y segmentar mejor los datos de la publicidad exterior para escoger las zonas e incluso en la parte de post-campaña. 

En definitiva, la publicidad exterior es una forma de publicidad tradicional por la que seguir apostando. 

· Publicidad en radio 

La radio sigue siendo un medio de comunicación de masas que está soportando muy bien la aparición de nuevos canales. Y esta cuestión convierte a la radio en un interesante soporte publicitario. 

También es necesario indicar que la mayoría de oyentes en España es mayor de 35 años. Y es que según cifras de Statista, el 75,8% de los oyentes de radio en España en 2019 eran mayores de 35 años. Por franjas de edad, los oyentes españoles se dividen de la siguiente manera. La franja con mayor aceptación es la comprendida por adultos de 45 a 54 años, representando al 20,8% de los oyentes. Muy cerca (20,7%) se encuentran los adultos entre 35 y 44 años. Por detrás con un 18,7% del total de oyentes los mayores de 65 años. Mientras que las personas entre 55 y 64 años son el 15,7% de los radioyentes. Jóvenes con edades entre los 25 y los 34 años representan el 13,1%. Los adolescentes entre 14 y 19 años suman el 5,9% y por último, se encuentran las personas con edades comprendidas entre los 20 y los 24 años con un 5,2% del total. 

En resumen, para algunas marcas o negocios dirigidas al público más joven puede no ser la mejor opción para publicitarse o tendrán que buscar programas específicos para su público o las cadenas más escuchadas por el público joven, especialmente las musicales.  

También hay que tener en cuenta que hoy en día la radio se puede escuchar por diferentes canales, desde el coche, un aparato de radio, el ordenador o un móvil. Y hay que señalar que muchas tiendas tienen de fondo la radio por lo que los mensajes comerciales también llegan a sus clientes. 

· Spots en televisión 

Esta es una fórmula de publicidad tradicional más cara que las anteriores, pero existen formas de hacerla muy asequible. Por ejemplo, olvidándonos de las grandes cadenas se puede apostar por canales de televisión autonómica o regional con los que llegar al público objetivo con un presupuesto económico. Además es una forma de dar a conocer negocios físicos en pequeñas ciudades, restaurantes o cadenas con un área de influencia limitada. 

También se puede reducir este presupuesto en función de la franja horaria en la que se quiera emitir el anuncio. Las de máxima audiencia suelen ser las más caras, mientras que en horario con menor audiencia suele ser mucho más barato. Pero por supuesto escoger los horarios baratos también reducirá el número de personas que vean los anuncios. Por lo que hay que jugar con el presupuesto y la franja para establecer el horario oportuno.

Estas son las cuatro fórmulas de publicidad tradicional que hoy en día aportan buenos resultados. Aunque como hemos indicado es muy importante tener en cuenta el público objetivo para poder llegar al mayor número de potenciales clientes por el menor presupuesto para poder alcanzar el mayor ratio de conversión posible.

Deja una respuesta