Claves antes de elegir una cámara de seguridad para un proyecto

Claves antes de elegir una cámara de seguridad para un proyecto

En la actualidad en el mercado hay muchos modelos de cámaras de seguridad, por lo que es importante hablar de una serie de elementos que nos pueden ayudar a que se produzca la elección del equipo adecuado.

Antes de que se pueda saber cuál va a ser la cámara ideal para un proyecto, va a ser fundamental saber cuál va a ser el entorno físico donde serán instalados los dispositivos de videovigilancia, en este sentido, la ubicación es importante, debiendo identificar si hablamos de un espacio interior o exterior.

De igual forma, hay que tener claro si la fijación se hará en el techo o en la pared. La iluminación es importante, pues va a depender de que la cámara a elegir contará con esas características imprescindibles para ver los objetos en escena en las situaciones donde no haya demasiada luz.

Los aspectos técnicos más importantes:

¿Cámara cableada o WiFi?

Una de las mejores opciones es montar un sistema de cámaras IP, que es una tecnología donde se combinan las posibilidades que tiene una cámara con las de un ordenador que lo que hará es analizar las imágenes que veamos.

Con ellas se puede tener conocimiento en tiempo real y remoto, mediante la conexión en la red de redes o una red local de todo lo que sucede antes en las instalaciones. La calidad que tiene el vídeo de este tipo de cámaras es elevada y en ella podemos conocer claramente los detalles de la propia escena, objetos y personas, en especial si optamos por alguno de la gran gama de modelos existentes.

Los sistemas de cámaras IP cableadas, tienen una desventaja importante cuando se instalan, pues es complicado de montar el cableado en los sitios no adecuados o que no están pensados para todo esto.  Si se quiere minimizar para este tipo de problema y economizar en costes de cableado e instalación.

Cuando el montaje se haga en una casa particular que no esté preparada antes para instalar este tipo de conducciones de cableado, será un problema, que solo se puede solucionar con las instalaciones en superficie y la tecnología de cámaras WiFi.

La visibilidad en lugares donde haya escasa luz

Cuando las necesidades más importantes estén centradas en monitorizar los ambientes de escasa luz o nocturnos, tanto en el interior como en el exterior, lo mejor que se puede hacer es añadir al sistema de vigilancia cámaras de luz infrarroja o térmicas.

El funcionamiento, se diferencia de las cámaras más convencionales, lo cual no depende de las condiciones de la iluminación, lo hace del calor que emite por un cuerpo o de la radiación infrarroja emitida.

Cámara exterior o interior

Las cámaras exteriores, son recomendables para el uso en exteriores, siendo lo mejor es que tengan certificaciones IP66 o IP67,  donde tiene la particularidad que lo que hace es permitir que soporte entornos de lo más desafiantes y que van a ser resistentes a toda clase de climas.

Otros modelos mucho más especializados permiten mantener un mejor rendimiento, hasta con unos rasgos de temperatura más amplios.

Cámaras interiores

Muchas veces lo que se busca es la discreción y que sean de menor tamaño que las cámaras exteriores, como nos aseguran los expertos en instalación de cámaras de seguridad de fglsistemasdecontrol.com, además no es necesario que tengan una alta resistencia a las altas y bajas temperaturas. Normalmente tienen el objetivo de gran angular, con el que abarcan un gran campo visual de la parte que queramos vigilar.

¿Cámaras para techo o pared?

Todo depende del sitio donde se instale, tanto si es en pared como en el techo, pudiendo elegir una de las dos tipología de cámaras más comunes.

Domo

Se usan mucho a la hora de ser instaladas en el techo, donde destaca su diseño discreto con el que su funcionamiento es el óptimo como elemento para disuadir y que lo que hacen es adaptarse a todo tipo de superficies. Su diseño también permite que se usen en lugares como los autobuses, metros o los trenes.

Bullet

Se instalan por lo general en muros, paredes o mástiles, los cuales tienen gran resistencia a los actos vandálicos o golpes que se puedan producir. La instalación este es más fácil que la que se hace para las de tipo domo.

Sus prestaciones y funcionalidad son de lo más interesantes, puesto que logran capturar imágenes con alta definición y que tienen un amplio alcance a nivel visual, incluyendo software de analítica de vídeo, así como una gran sensibilidad a la luz y que tienen un soporte multijeje de tal forma que se ajuste el ángulo de la cámara por lo que se recomiendan para poder ver grandes espacios.

Deja una respuesta