Virtualización de servidores: eficiencia, ahorro y seguridad

Virtualización de servidores: eficiencia, ahorro y seguridad

La virtualización de servidores es una tecnología basada en un software hace posible la ejecución de varios sistemas operativos a la vez, como invitados dentro de un único alojamiento dentro del servidor físico. Esto es lo que se conoce con el nombre de VMs, que trabajan como una copia virtual del hardware del servidor. Es decir, un mismo servidor físico, se divide en diferentes servidores virtuales, que pueden ser usados para distintos fines.

Las ventajas de la virtualización de servidores

Las ventajas son muchas. Para empezar, reduce costos de infraestructuras, ya que también puedes emplearse en redes y procesamiento de datos. Pero además, la virtualización de servidores hace más rápido y eficiente la actividad de la empresarial, y todo esto a partir de una mínima inversión para la organización, similar a la que supondría la de un servidor tradicional.

Y esto nos lo han asegurado en Fontventa S.L, mantenimiento informático, una empresa que emplea las herramientas más avanzadas para solucionar todas sus incidencias, software de recuperación, monitorización de sistemas, herramientas de backup, restauración de sistemas… Aquí realizan el mantenimiento informático y dan soporte integral para todas las plataformas y para todos los sistemas operativos, como Windows, MacOS, Linux etc… pero también dan soporte para redes, servidores, impresoras, equipos… Es que la virtualización de servidores es la solución más eficaz y económica, ya que se hace un uso más eficiente de los recursos del servidor, permitiéndonos separar cada servicio en un servidor virtual, lo que permite aumentar la disponibilidad de las aplicaciones y recursos, y facilita su recuperación y mantenimiento. Además, facilita mucho la escalabilidad del sistema, separando el software del hardware, y simplifica el cambio de software o la creación de servidores para pruebas.

Les hemos preguntado, ¿cuáles son las principales ventajas de la virtualización? Pues bien, nos han contestado, lo siguiente:

  1. Consolidación de servidores de una forma sencilla y rentable.
  2. Reducción de costes de infraestructuras.
  3. Aumento de la eficacia, flexibilidad y capacidad de respuesta.
  4. Disminución de riesgos ante contingencias.
  5. Alta disponibilidad con independencia del sistema operativo.
  6. Migración de aplicaciones de una forma ágil y eficiente.
  7. Test de sus aplicaciones de forma segura y eficiente.
  8. Ahorro
  9. Reduce el coste total de Hardware y los gastos mensuales de electricidad y mantenimiento.
  10. Disponibilidad
  11. Minimiza las interrupciones del servicio, ya que reduce un 95% las paradas de servicio
  12. Seguridad
  13. Facilita la gestión, protección y recuperación de datos así como la restauración del sistema.

Guau… parece que no son pocas, y tú que todavía estás usando el servidor tradicional, y al fin y al cabo has tenido que invertir. No lo dudes, el servidor virtual, es el futuro, ya que acelera el trabajo y todo está mucho más seguro, y además, no cuesta más que los servidores convencionales,  ¿a qué esperas para probarlo?

Cómo funciona el servidor virtual

Mediante este sistema, los procesos entre menos dispositivos, de modo que cada uno aprovecha mejor su capacidad total, lo que evita tener varios sub-servidores  que apenas consumen una parte de los recursos de los equipos.

En este proceso intervienen cuatro fases, a saber:

  1. La contratación o compra de un servidor físico con un tercero o bien adquirir un servidor físico moderno, con mayor capacidad y más recursos. Esta última es la opción más recomendable.
  2. Implementación del servidor virtual En caso de los servidores físicos, el sistema operativo suele ser más básico, con la capacidad de dividir el hardware en varios fragmentos menores. Este sistema operacional es conocido como hypervisor, que al tener un espacio menor, permite mayor espacio a las máquinas virtuales, lo que reduce el riesgo de error en los códigos en el sistema operacional, además de ser más rápido y seguro.
  3. La creación de las máquinas virtuales Después de dividir el servidor físico principal en diversas máquinas virtuales, es necesario estructurarlas y activarlas correctamente dentro del hypervisor, quedando  almacenadas dentro del sistema operativo del servidor y otros componentes, como la memoria y el procesamiento de CPU.
  4. Instalación de los sistemas y conexión con SAN (Storage Area Network), un local de almacenamiento para compartir entre servidores, que hace más fácil administrar la distribución de las máquinas con mayor prioridad.

Deja un comentario