Qué es el arbitraje y cómo es el proceso arbitral

¿Alguna vez has oído hablar del arbitraje? Si la respuesta es no en este artículo te vamos a explicar qué es arbitraje y cómo es el proceso arbitral.

  • Qué es el arbitraje

El arbitraje es un procedimiento por el que se somete una controversia por acuerdo de las partes. Es una alternativa a un juicio, pero que tiene algunas similitudes y diferencias con el otro procedimiento.

Así, si las partes implicadas en una controversia si deciden apostar por el arbitraje se designa a u árbitro o a un tribunal con varios árbitros. Este árbitro o tribunal será el encargado de dictar una decisión sobre la controversia por la que se ha comenzado el proceso. De esta manera, las partes optan por un procedimiento privado de resolución de controversias. Pero ambas partes aceptan cumplir la decisión del tribunal.

“Las principales características del arbitraje es que es un proceso consensual, neutral y confidencial. Para garantizar la neutralidad las partes seleccionan al árbitro o árbitros. Y además la decisión del árbitro es definitiva y fácil de ejecutar”, explican sobre este proceso desde el Club Español del Arbitraje.

  • Ventajas del arbitraje

Pero además de las características propias del proceso arbitral hay otras ventajas que es importante conocer.

  • Rapidez

El proceso arbitral es un procedimiento mucho más rápido que si se opta por los tribunales. Y es que en el proceso las partes implicadas van pactando los plazos de las diferentes actuaciones. Además, la disponibilidad de los árbitros es mucho mayor que la de un juez en los tribunales.

  • Confidencialidad

Antes indicábamos que la confidencialidad es una de las características básicas del arbitraje. Y es que esta es una ventaja muy importante a valorar del proceso. Y es que esta confidencialidad obliga a las partes y al árbitro. Por lo que es una manera de resolución de conflictos muy interesante para algunos casos.

  • Más económico

Otra ventaja que hay que indicar es que el proceso arbitral es mucho más económico que un procedimiento judicial. Uno de los motivos es la rapidez del proceso, pero también a que el fallo arbitral es ejecutable. Es decir, no se puede recurrir en apelación ni en casación. Por lo que es otra ventaja que puede animar a muchas personas a recurrir a este procedimiento.

  • Eficacia

Muchas personas pueden pensar que el arbitraje es un método menos eficaz que los tribunales tradicionales. Pero eso no es cierto. Y es que el Tribunal Constitucional indica que el arbitraje es un «equivalente jurisdiccional», dado que las partes obtienen los mismos resultados que accediendo a la jurisdicción civil, es decir, una decisión al conflicto con efectos de cosa juzgada”. Así que un proceso arbitral es igual de eficaz, incluso más.

  • Cómo es el proceso arbitral

El procedimiento arbitral comienza cuando las partes deciden solucionar su controversia mediante este procedimiento en lugar de acudir a los tribunales. Antes de llegar el día de la audiencia las partes deben elegir al árbitro o al tribunal, así como recoger evidencias para poder presentar en la audiencia.

Después, llega el día de la audiencia. Entonces el árbitro o árbitros seleccionados indician el proceso tomando juramento tanto a las partes como a los testigos. A continuación, cada una de las partes expone sus argumentos y punto de vista de la controversia. Para ello pueden exponer evidencias, ya sean documentales o testimoniales. En este proceso los abogados de las partes pueden hacer preguntas a los testigos o rechazarlas. Una vez que las dos partes han expuesto su visión de los hechos el tribunal o arbitro toma una decisión, que se conoce como “fallo arbitral”. Esta decisión es legalmente ejecutable y suele ser revisada por los tribunales.

Aunque hay que indicar que en algunos casos la audiencia puede ser tan sólo documental. Es decir, las partes presentan los documentos y evidencias al árbitro. Que normalmente suelen enviarse de manera telemática por correo electrónico y no se celebra una audiencia presencial. Y una vez que las evidencias han sido analizadas el árbitro emite un fallo arbitral, que tiene los mismos efectos que un fallo de una audiencia presencial.

Y esto es todo lo que debes conocer para tener un primer acercamiento al arbitraje y al proceso arbitral. Pero si estás pensando en optar por esta vía para resolver un conflicto es importante que busques un abogado especializado en Litigación, Mediación y Arbitraje para que pueda asesorarte de la mejor manera durante el proceso. Y por supuesto, para que pueda conseguir una buena resolución para el conflicto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies