La grifería blanca sigue siendo tendencia

Es importante escoger un grifo que sea funcional, pero también decorativo. Si estás reformando la cocina y el baño, debes saber qué tipos de grifos existen. Los más comunes son:

Grifos de cocina monomando: Son los más fáciles de instalar y ahorran espacio. Con una manija que abre y cierra el agua, pero no brindan un control de temperatura tan preciso como los grifos de dos manijas.

Grifos con rociador: Los grifos con rociador extraíble ahorran espacio, así que apuesta por los grifos con botones, ya que facilitan el cambio de rociador a chorro.

Forma del grifo: Los grifos de caños rectos son más económicos y los grifos de caño alto dejan mayor espacio libre. Los expertos explican que el grifo debe ser capaz de llegar a la mayor parte del fregadero.

Grifos de dos manijas: Requieren dos orificios para las líneas de agua y tienen controles separados para el agua fría y caliente.

Acabado: Los acabados como el níquel cepillado y el latón, tienen un brillo más apagado, lo que los hace más resistentes a las manchas de agua. El acero inoxidable es más económico y resistente a la humedad.

A continuación, te explicamos las tendencias para cocinas y baños. ¡Toma nota!

Grifería blanca

Si el cuarto de baño es blanco, también puedes optar por la grifería blanca, porque hará que tu baño resulte más elegante. Así, que para lavabos sobre encimera escoge un grifo monomando.

Cocina en blanco

También puedes colocar un grifo blanco para la cocina, ya que conseguirás un efecto más limpio y luminoso. Los expertos explican que la grifería blanca es perfecta para una cocina moderna, retro o clásica.

Grifería con dos acabados

Los profesionales de Lopsa, expertos en la venta de material de fontanería, explican que si quieres una cocina moderna, puedes escoger una grifería blanca y cromada.

Grifo blanco y dorado

Si quieres una cocina con mucho glamour, elije una grifería en blanco y dorado. ¡Es un estilo original!

Estilo nórdico

La grifería de color blanco también es idónea para cocinas nórdicas. Opta por paredes, muebles y electrodomésticos todo en blanco. Completa la decoración con encimera, baldas y accesorios de madera.

Con esta decoración puedes lograr estancias más confortables y acogedoras. También disfrutarás de ambientes luminosos gracias al uso del color blanco como base. ¡Además, las maderas claras aportan calidez!

Cocina de mármol

Un grifo blanco combina a la perfección con el acabado amarmolado, porque esa mezcla aporta elegancia y sofisticación.

Mueble blanco

Si el mueble de baño es blanco, también puedes optar por un grifo del mismo tono. ¡Ambos elementos aportan frescura y ligereza!

Grifos bimando

Si quieres unir el estilo moderno con el clásico, te aconsejamos un grifo bimando en blanco. ¿Te atreves?

Lavabo negro

Es un tándem que nunca pasa de moda. Los diseñadores de interiores apuestan por la combinación de blanco y negro. Así, que escoge para el baño un grifo blanco y un lavabo negro.

Caño extraíble

«¿Buscas una grifería cómoda y que llegue a todas partes, pero no ves una escultórica pieza de estética profesional en tu cocina? No hay problema: cada vez son más los modelos de dimensiones contenidas y estilo depurado que ‘esconden’ en su interior cómodas mangueras que convierten su caño en extraíble», informa la revista ¡HOLA!

Grifería de pie

Para bañeras exentas elige una grifería de pie blanca. ¡Es un estilo clásico!

¿Cómo limpiar los grifos?

La cal, se acumula en los filtros de los grifos, provocando que el flujo de agua sea más lento. Usa un antical químico, pero también puedes utilizar los siguientes remedios naturales:

Bicarbonato de sodio: Mezcla el bicarbonato con agua y aplica la pasta sobre el grifo. ¡Déjala reposar y acláralo!

Limón: Corta un limón y frota sobre la mancha de cal. También puedes aplicar zumo de limón en un estropajo y utilizarlo para eliminar las manchas de cal. ¡No utilices este truco en grifos con acabado dorado!

Vinagre blanco de limpieza: Limpia los grifos con una mezcla de vinagre y agua tibia. Después, seca la grifería para evitar que se oxide.

Harina: Aplica harina sobre las manchas de cal y frota con un paño húmedo.

Pasta de dientes: Aplica pasta de dientes sobre las manchas de cal y frota con un cepillo.

¿Cómo limpiar los grifos que están oxidados?

Para eliminar el óxido sobre la superficie de tus grifos, sigue los siguientes trucos:

Vinagre blanco: Los expertos explican que el vinagre blanco desinfecta y elimina las manchas de óxido.

Productos antioxidantes: En el mercado encontrarás productos químicos específicos que eliminan hasta el óxido más resistente.

Bicarbonato y limón: En un bol, mezcla dos cucharadas de bicarbonato y el zumo de medio limón. Aplica la pasta encima de las manchas de óxido y frota con un cepillo suave.

Articulos recientes

Descubre cuáles son las mejores empresas según los usuarios.  Olvídate de las estadísticas, de los